Si acaba de ser notificado de su despido laboral por favor preste atención a los siguientes consejos- que entrega la consultora IT Hunter- para enfrentar de la mejor forma esa lamentable situación.

De acuerdo con Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de esta firma busca talentos, cuando una persona es despedida, por muy difícil que sea para ella, debe salir de esa organización de la mejor forma posible.

¿Qué significa esto? Agrega que lo anterior se traduce en que hay que preguntar el verdadero motivo del despido, es decir, si es porque el desempeño no fue bueno, porque la empresa está reduciendo costos o porque se va a eliminar el cargo, por ejemplo.

“Esta retroalimentación es esencial para que el trabajador mejore en el tiempo y no vuelva a cometer los mismos errores en el futuro. Asimismo, lo anterior es importante porque lo más probable es que en las entrevistas laborales que tenga a futuro se lo preguntarán”, sostiene.

Ahora, si la causa del despido no tiene que ver con el desempeño, lo ideal es que el trabajador solicite una carta de recomendación de esa organización, dado que el desafío de esa persona ahora será encontrar un nuevo trabajo y en más de alguno de los procesos de selección en los que participe le pedirán recomendaciones de sus anteriores empleadores.

“Es por tal motivo que, aunque a la persona la despidan, es importante irse en forma digna, con la frente en alto. Una recomendación mal dada significa que el individuo perdió la oportunidad de trabajar en otro lugar. Si el perfil de la persona es técnico también es aconsejable que solicite recomendaciones a sus ex colegas o pares”.

Un tercer consejo es evitar hablar mal del antiguo empleador, ya sea en las redes sociales, en ciertos sitios de Internet (Ejemplo: www.reclamos.cl) o en las entrevistas de trabajo. “Un individuo que habla mal de las demás personas o empleadores, en el fondo lo que hace es hablar mal de él”, puntualiza Benjamín Toselli.

Un cuarto tip se relaciona con el hecho que el afectado sólo hable de su despido cuando su salida esté concretada con su empleador, sobre todo en términos de tiempo y remuneración. “A veces un comentario a destiempo puede jugar en contra”.

Otras dos sugerencias de este cazatalentos son mantener hasta el último día en la compañía una buena actitud hacia el resto y, si el caso lo amerita, entregar una carta de agradecimiento al supervisor, demostrando con ello que es un buen empleado y sobre todo una buena persona.

“Las últimas impresiones también son importantísimas. En este sentido, hay que procurar que esa carta sea concisa y esté escrita con tacto, y que vaya con copia a RRHH”.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR