La asombrosa construcción de las pirámides egipcias

    Egipto es reconocido mundialmente por sus largos desiertos y por sus inmensas y magistrales infraestructuras antiguas, además de ser una de las cunas de la civilización. Entre sus grandes estructuras hay tres en particular que resaltan y son las pirámides ubicadas en la ciudad de Giza, dichas pirámides fueron construidas para servir como tumbas de los faraones Keops, Kefrén y Micerino.

    La cultura egipcia creía en la vida después de la muerte, por eso era común que embalsamaran a sus fallecidos y los enterrasen junto con algunas pertenencias de valor, de esta forma tendrían cómo defenderse una vez cruzaran al más allá.

    Estas pirámides han entrado en la clasificación de “Las siete maravillas del mundo antiguo” y son las únicas que aún se mantienen en dicha clasificación. Y es que la construcción de estas mega estructuras aún llama poderosamente la atención en el mundo moderno, ya que para levantar semejante monumento los arquitectos e ingenieros deberían hacer uso de diversas tecnologías con las cuales sabemos que los egipcios no contaban.

    Por su parte, los arqueólogos y estudiosos del tema sostienen que, basados en varios estudios realizados, la construcción de estas pirámides tuvo que llevarse a cabo en varios pasos o procesos. En primer lugar se hacía un estudio de topografía y de excavación para la pirámide, esto con el objetivo de hallar el lugar adecuado para construirla.

    Como segundo paso, se le brindaba una orientación a los trabajadores, quienes empezaban su labor realizando excavaciones hasta lograr unos enormes agujeros, en ellos se albergarían las bases de la construcción. Cuando todo esto estaba sucediendo ya existía otro grupo de personas encargadas de elaborar el material de base para las pirámides, entiéndase los bloques con los que las levantarían, y por último se contaba con el apoyo de  aquellos que transportaban los bloques hasta la zona en la que se construía la pirámide.

    ¡Compártelo en tus Redes!

    COMPARTIR