producto de un hobby

Convertir un pasatiempo en una fuente de ingresos puede ser un absoluto éxito, pues es aquí cuando el emprendedor agrega una valiosa herramienta a su producto o servicio: la pasión. Sin embargo, como en todo negocio, hay que tomar ciertas medidas para evitar que resulte en fracaso.

Generalmente, el elogio de amigos y familiares convence a las personas que esa transformación puede ser positiva. Esto ya significa que existe aceptación del producto al menos en una parte del público, y es un primer indicador que se debe tomar en cuenta.

Aun así, ese importante paso acompañado por el apasionamiento puede ser un gran riesgo, por lo que conviene informarse más y planificar ciertas estrategias.

A continuación, siete recomendaciones para convertir un ‘hobby’ en un negocio:

Busca indicadores de aceptación del producto

Haz preguntas  y consultas entre tus familiares y amigos, pero pidiéndoles que sean críticos sobre los aspectos principales que requieres considerar. Lo ideal es que estas consultas se puedan extender a otras personas, elige un sector de tu ciudad donde creas que existe un público objetivo y presenta tu producto o servicio a las personas para que te manifiesten lo bueno y lo malo que puedan encontrar. Estos son métodos que funcionan para hacer correctivos y mejorar nuestra oferta en búsqueda de un impacto positivo dentro del público objetivo.

Debes convencerte del paso que vas a dar

¿Estás preparado para dejar atrás tu empleo y dedicarte a tu propio negocio? Por más pasión que genere tu pasatiempo, debes tomar en cuenta que es una actividad que realizas ocasionalmente y que una vez lo conviertas en negocio, necesitarás ponerlo a producir (ya sea producto o servicio) de manera constante, tiempo completo. ¿Es realmente lo que deseas hacer?.

Planifica todo, absolutamente todo

Comienza por planificar las finanzas, es decir, ¿Qué cifras debes manejar del producto o servicio para lograr la rentabilidad mínima que requieres? Analiza todos los costos que tendrás como el capital de inversión, equipamiento, estructura necesaria, etc. Una forma menos arriesgada de iniciar un negocio que puedes considerar (si aplica) es laborando desde casa. El reto será poner tu oferta en el mercado para que la conozcan y se interesen en ella.

Realiza una proyección del crecimiento de ventas de tu negocio, basándote siempre en sus estudios iniciales. Aquí es importante hacer preguntas como: ¿Cuántas veces al mes compraría tu producto una persona? (en caso de alimentos o algunos servicios), este es un factor que puede ayudarte a determinar la frecuencia de consumo y te dará pautas para saber cuánto invertir, entre otros datos.

Analiza el mercado

¿Dónde se encuentra tu público? ¿Conviene trabajar con un nicho en concreto o con cualquier segmento? ¿Tienes competencia local? ¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿De qué calidad son sus productos? ¿Atienden de forma personalizada? En fin, son múltiples datos que debes analizar antes de invertir.

¿Capaz de gestionar a las personas y al negocio?

Una cosa es algo que te permite trabajar con tu propia afición y otra muy diferente es darle manejo a un negocio, con personal a cargo. Esto requiere un importante compromiso administrativo así como un adecuado manejo de empleados. Y para esto, debes prepararte, pues de tu liderazgo dependerá mucho el éxito de tu negocio. En caso que no estés en disposición de gestionar todo, puedes compartir dichas funciones con un socio que cuente con las habilidades necesarias y pueda complementarse contigo.

Vendes o vendes

Cuando tienes un pasatiempo y las personas que te rodean se identifican y disfrutan con lo que haces, es más fácil llegar a ellas para que compren tus productos o servicios. Ahora bien, cuando esto se convierte en un negocio el gran reto es vender tu producto. Para ello debes contar con una completa planificación de ventas integrada a una puntual campaña de marketing que incluya inversión en redes sociales y medios de comunicación.

Escucha la experiencia

Si tienes la oportunidad, escucha la opinión de empresarios que conozcas y que han tenido éxito en sus negocios. Otros criterios son necesarios siempre para tomar mejores decisiones. Una herramienta muy práctica que puede contribuir mucho en la organización de toda esta información es el modelo CANVAS, un moderno método para la creación y análisis de planes de negocio.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEADMINISTRADORES.COM
COMPARTIR