En esta oportunidad utiliza un cordero con una supuesta carga de dinamita que suelta en diferentes sitios al paso de los incautos. Obviamente la reacción es de terror y algunos consideran que el “bromista árabe” se pasó de la raya.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR