Científicos de la Universidad de Michigan desarrollaron un pequeño dispositivo que se implanta en los pacientes de cáncer que atrae las células cancerígenas y podría advertir a los doctores cuando el cáncer se está moviendo hacia otros órganos.

Según el artículo publicado en la página web de la universidad, los científicos están llamando a este desarrollo un ‘súper atractror’ de cáncer. Este implante que funciona como una esponja atrae las células malignas que surgen en el torrente sanguíneo durante las primeras etapas de la reincidencia del cáncer antes de que se formen tumores en otra parte del cuerpo.

Esto sería particularmente útil para los pacientes de cáncer de seno, para evitar que la enfermedad se presente de nuevo o haga metástasis en otro órganos.

Un estudio en ratones demostró que el implante funciona. Según el experimento, las células cancerígenas se mueven hacia los pulmones un 88 por ciento más despacio en los animales que tenían el dispositivo. De igual forma, se movían más despacio hacia el hígado y otros órganos.

El dispositivo se implanta bajo la piel del paciente. Así, los doctores podrán monitorear usando un escáner no invasivo y podrán tratar las recaídas antes. También funcionaría como una medida preventiva para aquellas personas que tienen riesgo de padecer cáncer de seno.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR