Es común que, ahora, a los niños pequeños se les dé una tablet para jugar, para hacer tareas, ver películas y demás contenidos que son más fácilmente controlables por los padres, pero llegará un punto en que los hijos quieran tener un smatrohone, tal como el de sus amigos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR