En la batalla de las tazas, ¿quién es el ganador?

La disputa que existe entre el consumo de estos dos alimentos puede ser muy extensa, sin embargo es importante conocer las diferencias existentes entre el té y el café, no solamente se basa en el gusto, pues ambos tienes efectos tanto positivos como negativos en el cuerpo.

Para la mayoría de la población a nivel mundial, el café es uno de los mayores energizantes en la mañana y en cualquier momento del día. Se han  realizado estudios en los cuales se comparan el consumo del café y el té en la misma dosis en la mañana, obteniéndose como resultado que los efectos causados en las personas que lo ingirieron con la finalidad de rendir más no presentaron gran diferencia entre ambos; esto da a entender que las infusiones o tés están compuestos con la misma cantidad, o más, de cafeína que el mismo café.

El hecho de ingerir cafeína no es un todo si se desea tener mayor actividad cerebral o física durante el día; igualmente es un ayudante para el funcionamiento interno del organismo. Pero es por medio de los gustos que se somatizan los sentidos ,causando una experiencia llamada placebo, haciendo creer al cuerpo que el efecto del café o el té generan más energía.

Las dos bebidas ayudan a espabilar en la mañana... Pero una de ellas puede hacerte más difícil dormir.
Las dos bebidas ayudan a espabilar en la mañana… Pero una de ellas puede hacerte más difícil dormir.

En este caso, ambas bebidas empatan al igual que ciertos efectos negativos sobre el cuerpo, entre estos las manchas que causan en la placa dental, al igual que el vino. Si tomas café, el efecto sobre la placa es menor que el del té, puesto que los pigmentos naturales de los tés se adhieren con mayor facilidad a los dientes causando ese color amarillento al que muchos le temen.

Si buscas una mejor manera de conciliar el sueño y dormir con más comodidad, el té aporta cualidades al momento de dormir, a diferencia del café. Mientras que el efecto de la cafeína en el té suele funcionar mediante el estado del cuerpo, el café es un activador antioxidante que ayuda al metabolismo a tener mayor velocidad. Por ejemplo el té verde es recomendado para aumentar la rapidez del uso de los lípidos en el organismo de manera natural, al mismo tiempo relaja los músculos y el cuerpo, a diferencia del café que causa un impacto elevado de activación en el organismo.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC Mundo
COMPARTIR