La química, los gustos y las costumbres pueden ser primordiales a la hora de escoger una pareja pero si usted es de quienes le interesa tener unas finanzas sanas, hay tres características que deberá asegurarse que tenga el amor de su vida.

La mayoría de personas que buscan encontrar la persona adecuada para pasar el resto de su vida con ella, tienen en mente una especie de “lista de cualidades” con la que califican a los prospectos para saber si clasifican o no. Y mientras para alguno solo baste con que sean fieles, otros pueden tener unas exigencias mucho más grandes y estrictas.

Sea cual sea el caso, lo cierto es que con la persona que se escoja para estar el resto de la vida, va a ser alguien con quien va a vivir una gran variedad de situaciones y en las que, el dinero, puede convertirse en una de las principales temáticas. Así, es importante que evalúe si “el amor de su vida” tiene su misma percepción sobre el dinero y ambos van a estar en el mismo camino.

Al respecto, también existen estudios y teorías que sugieren que hay tres características particulares que si su pareja tiene, le ayudará a ser más exitoso en temas de dinero. Conozca cuáles son:

La primera

Hay parejas que se consideran complementos y eso, puede ser algo bastante útil a la hora de querer ser responsable financieramente. Business Insider menciona una investigación de la Universidad de Washington en St. Louis en la que establece que la escrupulosidad, o la capacidad de examinar y averiguar las cosas siendo consciente de los efectos, en uno de los cónyuges hace que el otro impulse mucho más su carrera.

Son personas que simplemente tienen en cuenta detalles más específicos y los evalúan de acuerdo con los objetivos que se tengan en mente. Además, porque las personas que suelen tener esta característica son mucho más pragmáticas y hacen que las situaciones de inversión y de deudas sean mucho más fáciles de llevar.

La segunda

Está relacionada con la habilidad de valorar el dinero y de reconocer el esfuerzo que se hace para obtenerlo. De acuerdo con Though Catalog, aunque sería bueno terminar con alguien que tiene un fondo fiduciario o una mina de oro, también debe ser atractivo para encontrar a alguien que es bueno con el dinero y sabe cómo ahorrar.

Cuando una persona es consciente del valor del dinero, puede ser capaz de decir “no” cuando sea adecuado o de decir “sí” cuando las condiciones se presten. Esto le ayudará a evitar gastos innecesarios así como plantear metas financieras conjuntas en las que ambos puedan trabajar a la par porque son pacientes y tienen consciencia del camino que tienen por andar.

La tercera

La frase de “los polos opuestos se atraen” también puede aplicar en el campo financiero pero, bajo una condición. Se trata de la capacidad que puede llegar a tener una pareja de intercambiar de “personalidad de dinero” y que, cuando uno se comporte como un derrochador, el otro sea la voz de la conciencia del ahorrador.

Los expertos de LearnVest exponen un estudio en el que señala que aquellas personalidades que son iguales en temas financieros pueden tener una mayor tendencia a casarse entre sí, pero las peleas –especialmente entre los derrochadores- podrían llegar a convertirse en una causa de divorcio.

Entonces, la idea es que en ciertos momentos de la vida alguno de los dos se convierta en el “polo a tierra” cuando el otro tiene un impulso de derrochar o comprar por capricho, lo cual hace que dichas compras se piensen dos veces antes de realizarlas. Puede resultar algo difícil, pero es un hábito que no necesariamente tiene que “venir incluido en el chip” sino que se puede desarrollar con el tiempo.

Por ejemplo, LearVest propone hacer el experimento un día cualquiera en el que simplemente uno sea el que diga “sí” a todo y, el otro, sea el que evite. A partir del diálogo y del raciocinio de los argumentos, se puede llegar a ser más exitoso a la hora de ahorrar o de invertir.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR