Las vacaciones son un periodo que muchas personas esperan una vez inician su vida laboral: es una de las formas más efectivas para “recargar baterías”, desconectarse de la monotonía de su trabajo, conocer nuevos lugares y pasar un tiempo con sus seres queridos. Y aunque la primera palabra que se asocia es “descanso”, luego viene la palabra “dinero”.

Efectivamente, irse de vacaciones no es algo muy económico: transporte, hotel, alimentación y actividades turísticas requieren de un presupuesto que puede ser mucho mayor en 30% y 70% al que usted usa en su día a día laboral. Más cuando se tiene ‘pinta’ de turista y no se conoce muy bien el destino al que se va a ir.

El truco de financiar este periodo con la tarjeta de crédito es uno de los favoritos por la mayoría de personas en el mundo: primero, porque pueden encontrar algunos descuentos, dependiendo de las alianzas con hoteles o aerolíneas; así como tener la facilidad y la disponibilidad inmediata del dinero con el que aún no se cuenta.

Con esto, lo ideal, es que si se endeuda, lo haga, hasta antes de volver a salir a vacaciones, es decir, que si sale en diciembre y nuevamente en junio, para mayo, ya la cuenta del periodo anterior debe estar saldada (a más tardar). Ésta, es la forma inteligente de endeudarse para vacaciones.

Pero siempre hay una forma mucho más económica para este tipo de planes: ahorrar. Esto significa que debe hacer un plan y establecer, con tiempos previos, montos de dinero, lugares y medios. De hecho, pocas son las personas que realmente se toman el tiempo de hacer esto, a no ser que sea un gran viaje.

La estrategia es útil para cualquier destino, para cualquier temporada y con cualquier presupuesto:

• ¿Desde cuándo?

Esto depende de la duración de su viaje y del destino. Si se trata de un viaje internacional, lo más aconsejable es empezar a ahorrar con un año de anticipación, de lo contrario, puede considerarlo con tres meses de anticipación. De acuerdo con Money, de US News, este es el periodo de tiempo suficiente con el que podrá ajustar su presupuesto, sin tener un mayor impacto, es decir, sin hacer grandes recortes que puedan afectar su vida cotidiana

• ¿Cuánto?

Para saber cuánto podría llegar a gastar en ese viaje que tanto quiere hacer, debe realizar una investigación previa sobre el destino: consulte sobre el costo de vida en el lugar con herramientas como, por ejemplo, el índice Big Mac (si se trata de un destino internacional), que le permite saber más o menos la diferencia de costos entre países.

Busque también páginas de ofertas del respectivo país que tiene considerado, como las de cupones, para que compare aquello que puede resultar económico o costoso. Hay también herramientas de viajes muy útiles como TripAdvisor o BudgetYourTrip, que también le permite conocer aproximados de cuánto se puede gastar.

Con esto, ya puede establecer un promedio diario de consumos. Luego, sume el costo de tiquetes y luego verifique en las distintas páginas de viajes cuánto puede costar la estadía.

Pero, aparte de estos costos, establezca también un fondo de emergencia adicional o la posibilidad de contar con una tarjeta de crédito que le permita salir de apuros, en caso de que se llegue a presentar una situación desafortunada.

• ¿Cómo?

Para ello hay varias formas que puede verificar dependiendo de su estilo de vida y de sus costumbres o qué tan fácil es para usted ahorrar:

1. Del presupuesto total que le arrojó sus cálculos, si es un viaje internacional, divídalo entre 365 días, para saber diariamente cuánto debería ahorrar. Si es nacional, el total divídalo entre 90.

2. Haga contribuciones semanales no mensuales: es la recomendación de Money de US News. Puede que esto le resulte más fácil para manejar: para viajes internacionales, divida el presupuesto en 52 y para nacionales, en 12 (que vendría siendo casi como la cantidad de cuotas que debería pagar si lo hiciera con la tarjeta de crédito).

3. Elimine de su presupuesto todo lo planeado para salidas con amigos, pequeñas escapadas y compras tecnológicas que pueden esperar. Hasta las ‘vueltas’ y entradas adicionales, deberán ir directo a su fondo de vacaciones.

4. Consiga una entrada de dinero adicional. Independent Traveler ofrece algunas alternativas que van desde la venta de objetos que ya no use o simplemente ponga en práctica y enseñe esas habilidades que tiene.

5. Otras estrategias que le ofrece FinanzasPersonales:

– “Diez tips para ahorrar sin fracasar en el intento”.
– “Cambios que debe hacer en su vida si realmente quiere (y necesita) ahorrar”.
– “Los 20 mejores consejos para gastar menos y ahorrar más”

6. Haga un dinero extra a partir de su trabajo o en otras ideas de negocio:

– Ideas para ganar dinero por internet
– Cómo obtener otro ingreso desde la casa
– Emprender usando solamente el celular
– Ideas de negocio creativas para empezar pronto

La idea es que este dinero pueda tenerlo en un lugar “intocable” al que no pueda acceder ni usar en ningún momento: puede ir ahorrando en una cuenta independiente y programar transferencias automáticas para que no tenga la excusa de que “se le olvidó” ahorrar. Luego de esto y, cada vez que sienta desfallecer en su objetivo, mire las fotos de su destino turístico para mantenerse motivado.

• La compra

Entre los consejos de Nomadict Matt, lo primero que se debe reservar es el vuelo, seguido por el hotel y por último, los posibles destinos o actividades turísticas. Recuerde los trucos que le ofreceFinanzasPersonales en cuanto a tiquetes aéreos para comprar los más económicos así cómo planear su viaje por internet, puede resultar también mucho más económico. Use también las páginas de cupones, que suelen ofrecer muy buenas alternativas de viaje.

Nota: Prevea situaciones como las variaciones de la tasa de cambio, esté pendiente de las noticias y de las proyecciones económicas para que no se lleve sorpresas, un año después, de que el dólar está más caro de lo que estimó.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR