Los ciudadanos de Holanda, Hungría, Dinamarca, Suecia y Bélgica son los que más utilizan este medio de transporte a diario en el Viejo Continente. Las ventajas de moverse en bicicleta son son abundantes, tanto para la salud y el bolsillo de quienes pedalean como para el medio ambiente y la calidad de vida en las ciudades.

Pero además, el universo de las dos ruedas y los pedales tiene un peso notable en el aspecto monetario. Según la Federación Europea de Ciclistas, la bici aporta 200.000 millones de euros anuales a la economía continental (una cifra superior al PIB de Dinamarca). Para hacer esta evaluación se tuvieron en cuenta sus efectos beneficiosos sobre la salud, el ahorro de combustibles y la menor emisión de dióxido de carbono al aire.

Concretamente, los mayores beneficios provendrían del ahorro en materia de sanidad (121.000 millones), la industria turística (44.000 millones), la mejora de la circulación en las carreteras (24.000 millones) y la propia industria de la bicicleta (18.000 millones de euros).

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR