La generación actual (llamada millenials) está teniendo problemas para encontrar el trabajo deseado y cuando lo encuentran, tienen problemas con cosas básicas como el salario, algunos sólo esperan recibir el dinero justo para vivir y otros tienen altas e irreales expectativas.

De cualquier forma, si estás en búsqueda de tu primer empleo, te alentamos a no cometer ninguno de los cuatro errores más comunes al negociar tu salario que te mencionamos a continuación.

No negociar el salario inicial

Cuando estás en la entrevista de trabajo o cuando ya has sido contratado, se te pregunta cual es el salario que deseas. Lo más probable es que tus expectativas sean bajas y aceptes una oferta que no te favorece.

Si recibes una oferta de trabajo detente a pensar si el salario es justo antes que otra cosa, si no lo es puedes pedir un aumento. Según una encuesta, 75% de los empleadores dijeron que si estarían dispuestos a subir el salario inicial de los contratados si se negociara, aunque esa misma encuesta dice que sólo el 35% de los millenials contratados negocian su salario.

Un menor ingreso inicial corresponde a un menor ingreso en toda tu vida laboral

Otra encuesta demuestra que tus primeros años de trabajo afectan toda tu vida laboral, el salario no es la excepción. Tu salario se estanca dentro de los primeros diez años de trabajo y aquellos que iniciaron con un aumento, continúan recibiéndolo durante los siguientes años de trabajo.

Temor a pedir un aumento

Los millenials temen a pedir un aumento y cómo mencionamos arriba, sólo el 35% de ellos lo hace, mientras que en las generaciones anteriores el porcentaje era mayor a 50. No formes parte del grupo que teme pedir aumentos, te sorprenderá lo que puedes conseguir siendo valiente.

No negocias otros beneficios

Aunque no puedas conseguir un aumento en tu salario, la empresa si puede darte otros beneficios y debes negociarlos. Puedes pedir más días libres de trabajo, bonos o incluso algunas acciones. ¿Por qué no lo intentas?

Lo mejor que puedes hacer es informarte y conocer bien la industria, valorar tus habilidades en un espectro coherente y pedir un aumento utilizando esta información.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR