Aunque no lo crea, muchas de las empresas y emprendedores le está apostando casi que al 100% a este mecanismo para cautivar más clientes. Y ya sea que se trate de su negocio o de una segunda fuente de ingresos, usted también puede aprovechar este medio.

Hoy en día es común escuchar que aquello que no esté en internet es porque no existe. Y puede que sea verdad, visto desde algunas perspectivas como, por ejemplo, el alcance de los clientes o el posicionamiento de los productos.

No en vano, “las tecnologías móviles, las telecomunicaciones en general y el mundo de las aplicaciones y los servicios ya están maduros para asumir el rol de ayudar a transformar los negocios para que sean más eficientes, más competitivos, no sólo para ahorrar costos, sino para contribuir a que crezcan”, señala Ginés Alarcón, Presidente de NAE y experto en el nuevo contexto digital.

Pero esto no requiere, necesariamente, que usted tenga una página web o cuente con todo un sistema “muy bien montado” para ser un emprendedor exitoso. Claro, si lo hace, quizás le vaya mejor; pero cuando se está iniciando en el tema puede no tenerse el conocimiento o presupuesto suficiente para lograrlo.

¿Cómo hacerlo?

Sea cual sea el producto o servicio que usted desee ofrecer, existen cuatro factores principales que debe tener en cuenta para hacer que ya sea los morralitos que hace a mano o los dispositivos tecnológicos que importa, logren ser vendidos por este medio.

• La imagen

La forma en la que usted presenta su producto es vital. Cuando no tiene una imagen, puede llegar a perder más del 80% de sus clientes potenciales, ya que ellos no tienen ningún tipo de referencia para imaginarse cómo es aquello que usted está vendiendo. Entonces use una buena imagen (con una cámara que tenga buena resolución y con buena luz que permita ver las características del producto) que le ayude a mostrar lo que tiene. Incluso, puede hacer comparaciones de tamaño para algunos objetos, por ejemplo, colocando su mano al lado, para que quienes lo vean, entiendan las dimensiones del producto.

Entre más variedad ofrezca, más imágenes y más ángulos, tendrá una probabilidad mayor de que las personas se interesen en lo que usted está vendiendo.

• El medio

De acuerdo con estudios de clasificados online en Latinoamérica, realizados por Publicaqui.com.co, las redes sociales se han convertido en uno de los principales medios de difusión de ventas, ya que se ha logrado integrar las estrategias de ventas en diversas plataformas como Facebook, Twitter y Google, llevando a que el usuario tenga mayor facilidad y preferencia al ofertar y comprar, por seguridad al momento de interactuar.

Además, otra de las preferencias localizadas al momento de ofertar y comprar artículos vía digital, han sido los dispositivos móviles, pues a julio de 2015 el tráfico al momento de comprar y vender subió un 16%, frente a 2014 que reflejo un 9% en la región.

Este fenómeno ha hecho que disminuya ligeramente la búsqueda por dispositivos de escritorio, ya que a julio de 2014 reflejaba un 87% la búsqueda y al presente año presente un 80% del tráfico.

“Usualmente prefieren vender sus productos de segunda mano en su propio entorno (amigos, familia, colegas y vecinos). Facebook parece ser la red social más popular usada por los colombianos por encima de twitter y Google” Marina Bonhomme, directora de Marketing Latam de Publicaqui.com.co.

Todo esto, lo que traduce, es que las personas deben considerar todos los medios posibles para hacer que sus anuncios y publicaciones tengan un mayor alcance. No obstante, también es importante segmentar dependiendo del público objetivo que usted tenga: no es lo mismo venderle a un joven que venderle a un señor de 50 años que, probablemente, mirará más los clasificados en computador; por ejemplo.

• La estrategia

Esta viene dada por la descripción de los productos que usted hace, la cantidad de imágenes o interacciones que las personas pueden tener con sus publicaciones, así como las cosas adicionales que lo diferencien de su competencia (como videos o la posibilidad de conocer el producto físico). Entre más detalles ofrezca y más opciones de pago tenga disponibles, mayores serán las probabilidades de su venta.

Nuevamente, el tema de segmentación es bastante importante, ya que tiene que tener muy presente cuál es el cliente que quiere cautivar y, dependiendo de ello, poner manos a la obra. Entonces, considere cuáles pueden ser los hábitos, las necesidades, los gustos demás características de esas personas a las que usted quiere venderles, y con esa información, “póngase en los zapatos” de ellos y considere cómo les gustaría ver esa información.

• Servicio al cliente

Aunque aquí mencionado como el último factor, no debe ser el menos importante. La mayoría de personas que compran por internet lo que buscan es obtener una respuesta rápida a sus dudas así como una garantía de la compra que va a hacer. Para esto, el experto Peter Ostroske, CEO de OFI.com.co explica que hay pilares importantes para tener en cuenta:

– Involucrar Top Management: Desde la gerencia y las directivas es posible cambiar el pensamiento corporativo de la empresa hacia el servicio al cliente al comprometerse y trasmitir esto a todas las personas de la empresa.

– Definir una experiencia de cliente direccionada: Para personas o empresas que puedan ser prospectos como clientes activos, nuevos, además de para cliente desvinculados. Es importante realizar talleres o actividades fuera de oficina en donde se puedan captar las experiencias de la compañía, así como ideas, y recomendaciones del equipo de trabajo para definir una hoja de ruta.

– Desarrollar y establecer flujos de comunicación detallados: Elegir las herramientas y la tecnología omnicanal adecuadas, así como los líderes de la experiencia al cliente dentro de la empresa.

– Realizar monitoreo, análisis y corrección para una mejora continua de la experiencia.

– Tener en cuenta es el “customer lifetime value” o valor de vida del cliente, que permite conocer el valor actual de un cliente, con una perspectiva a largo plazo y su proyección en el futuro. Posibilitando ofrecerle beneficios cuantificables para su fidelización, mantenimiento y extender en el tiempo su vínculo con la empresa.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR