¡Peligro! Los médicos alertan del uso excesivo de los antibióticos. Aunque se trata de medicamentos altamente seguros y eficaces, con frecuencia se hace un uso inadecuado.

Los antibióticos son el grupo de fármacos que más vidas ha salvado a lo largo de la historia pero el Dr. José Ramón Yuste, especialista del Área de Enfermedades Infecciosas de la Clínica Universidad de Navarra, asegura que el abuso de estos fármacos favorece el desarrollo de mecanismos de resistencia. El tema preocupa a nivel mundial.

Estas bacterias resistentes pueden transmitirse de unas personas a otras y, como consecuencia, aumentaría el número y la gravedad de las infecciones. “Esto sería algo parecido a decir que ‘nos volvemos inmunes’, de modo que los antibióticos perderían su efecto beneficioso y habría enfermedades que no podrían ser tratadas con los fármacos actualmente disponibles”, explica el Dr. Yuste.

Así, este tipo de tratamiento sólo puede indicarlo el médico porque no todas las infecciones se curan con un antibiótico. Por ejemplo, los resfriados, catarros o las gripes son causados por virus, por lo que los pacientes no mejoran ni se evita su contagio con el uso de estos medicamentos. Además, la presencia de fiebre no indica la necesidad de utilizarlos.

Cuándo y cómo tomar un antibiótico

1. Los farmacéuticos no pueden dispensarte antibióticos sin receta.
2. Todas las infecciones NO necesitan antibióticos.
3. Los fármacos están para utilizarlos, pero solo hay que usarlos cuando lo indique el médico.
4. Siempre hay que acabar el tratamiento y seguir las instrucciones en cuanto a las dosis.
5. No guardes antibióticos en casa ni los recomiendes a otras personas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR