El Instituto Nacional de la Salud de la Infancia y Desarrollo Humano encontró la forma de que una mujer con antecedentes de abortos involuntario pueda concebir a un varón. Toda la información del estudio fue publicada en la revista Journal of Clinical Investigation.

El estudio reunió a 1.228 mujeres con la misma característica sobre el aborto, a la cuales se les dio una aspirina o un placebo antes del acto sexual. Los resultados demostraron que las mujeres que ingirieron la aspirina aumentaban su probabilidad un 33% de al fin tener a un hijo, en comparación de aquellas que sólo tomaban un simple placebo.

Esto tiene una explicación científica. Para comenzar, la principal razón del aborto involuntario es la inflamación del útero, ya que el sistema inmunológico cree que el embrión en crecimiento es en realidad un cuerpo extraño que debe ser desechado. Así que su principal sistema de defensa es enviar a células inmunes y la inflamación de la zona afectada, lo que termina por matar al feto.

Ya que los embriones masculinos son más débiles que los femeninos, este ataque del sistema inmune puede acabar con mayor rapidez con los hombres. El cambio que ocasiona la aspirina es desinflamar el útero para que se lleve a cabo la fecundación, aumentando la probabilidad de que el feto continúe con su desarrollo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR