La friendzone, es un estado en el que tanto hombres como mujeres pueden llegar a caer, pero ¿Cómo llegamos aquí?

Fácil, se pueden dar dos escenarios, el primero es que tienes una amiga, o amigo y con el tiempo desarrollas algún tipo de sentimiento por el o ella. Por otra parte se puede dar cuando te gusta alguna persona y la abordas de la manera errada, como un amigo esperando convertirse en algo más.

Una vez se está en esta situación, la desesperación y los celos se apoderan de nosotros, y en algunos casos se ha notado que se puede desarrollar cierto rencor hacia el crush en cuestión. Y es que se idealiza a una persona y luego la ves como la única responsable de no responder a tus sentimientos.

¿Cómo despegar desde la friendzone 1

Es un poco difícil decírtelo, pero la culpa de que estés en la friendzone es solamente tuya, pues tomaste las decisiones equivocadas. No supiste como abordar la situación. Por suerte no todo está perdido, hay una manera de salir de esta cruel realidad, y esta solución puede tener dos consecuencias.

Lo que tienes que hacer para salir de la zona de amigos, es dejar de ser su amigo, así de fácil, eso fue lo que te rompió el corazón en primer lugar, puede sonar un poco rudo, pero tienes que dejar de ser su paño de lágrimas. Aléjate por algún tiempo, no le escribas por unos días, créenos tu persona amada lo notará.

Un pequeño secreto, es que por muy duras que las chicas se hagan, les encanta saber que los hombres están en la friendzone, les fascina la idea de tenerlo siempre a su disposición, por eso cuando empieces a alejarte ella lo notará, y algún sentimiento comenzará a surgir.

Sabemos por experiencia propia, que no hay nada que funcione mejor que darle celos, después de desaparecerte por unos días déjate ver con otras chicas, que sepa que no te tiene en la palma de su mano.

En este punto es donde puede haber dos consecuencias, la primera de ellas es que después de hacer lo anteriormente indicado sigas sintiendo algo por ella, o simplemente ya no sientas absolutamente nada. Si aún sigues sintiendo algo por esa persona, (ahora que dejaste de ser su mejor amigo), debes aborda la situación de la mejor manera, tratándola de conquistar sin llegar a ser su confidente. Te aseguramos que las cosas cambiarán.

En cualquiera de los dos casos que hayas decidido quedarte es positivo para ti, ya que habrás salido de la temible Friendzone.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR