Con el fin de aminorar el desperdicio de alimentos, Prolasus (una organización de cooperación en el desarrollo), lanzó la aplicación y la página web YONODESPERDICIO, inclinada a simplificar el intercambio de alimentos, y así evitar que se tiren a la basura.

Es una plataforma en dónde las personas pueden ofrecer (gratuitamente), comida en buen estado, la cual no vamos a ingerir.

Para poder ser parte de este proyecto solo debemos registrarnos, publicando una descripción de los alimentos que se desean regalar. Para recibir los alimentos, también se deberán registrar, revisando los mensajes, contactando con los dadores.

Los autores de este proyecto destacan que haciendo esto “todos salen beneficiados”

La web también brinda noticias asociadas al desperdicio de alimentos, así como trucos y recetas para disfrutar mejor los alimentos, evitando tirarlos.

Mientras unos tiran comida, otros pasan hambre

Hoy en día, un tercio de la comida se desperdicia en nuestro planeta, esto equivale a más de un millón de toneladas anuales, de acuerdo con los datos de la FAO (Organización de Agricultura y Alimentación de las Naciones Unidas), la cual denuncia de “un exceso de alimentos en un mundo que pasa hambre”.

Esta entidad calcula que estas comidas desaprovechadas sustentarían a casi 2 mil millones de personas.

La FAO, afirma:

“obtener la mitad de los desperdicios podrían alcanzar para sustentar al planeta.

Entre sus líneas de trabajo, este organismo concientiza a los ciudadanos sobre la situación, desarrolla estrategias, coordina iniciativas, apoya inversiones de sectores privados y públicos; y programa los desperdicios alimenticios.

Iniciativas para rescatar la comida

Más allá de los enormes proyectos, las iniciativas de índole individual para concientizar sobre la pérdida de alimentos es cada vez más fuerte.

Un ejemplo de esto, es el de Rob Greenfield, quién se ha sustentado en este último año con alimentos hallados en basurales, y con el fin de inspirar a las personas para que no tiren más comida.

Rob, intenta con esto, conseguir un cambio positivo “No lo hago por necesidad, sino para poder inspirar a la gente, para que no arrojen más alimentos”. En mayo, este aventurero, filmará un documental para Discovery Channel. En este reportaje, Rob muestra cómo sobrevivir sin dinero en Sudamérica.

Greenfield contó al periódico La Nación que, “la mayoría de la comida tirada es tan buena que podría elaborar una cena con ellos y nadie se percataría”

Por otro lado, un grupo de activistas se enfocan en recuperar y distribuir los alimentos a los más humildes.

Un grupo de jóvenes llamado Food Network Recovery, “ha reunido a miles de estudiantes universitarios quienes recolectan las sobras de los restaurantes aledaños y la distribuyen a personas carenciadas”, afirma Ben Simons, uno de sus iniciadores.

En solo una noche, se recuperaron 135 kg de productos en buen estado. Simón comenta, que “si se desperdiciará un 15% menos de alimentos, el problema se reduciría a la mitad”.

Y tu, ¿qué opinas sobre esta iniciativa para evitar el desperdicio de tanta comida en nuestro planeta? , déjanos saberlo en nuestro espacio para comentarios.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR