Estar sentado por mucho tiempo trae consecuencias para nuestra salud y para nuestro cuerpo. Los músculos se debilitan, la columna sufre daños y cambia su curvatura natural al mismo tiempo que corremos el riesgo de convertirnos en discípulos del sedentarismo.

Pensando en tu bienestar, te traemos una serie de estiramientos que podrás hacer en pocos segundos y en tu lugar de trabajo. De esta manera conservarás tu buena postura y evitarás caer en un estilo de vida sin nada de esfuerzo físico.

Estiramiento para el cuello

Sentado en tu silla, sujétala con una mano por abajo mientras con tu mano libre inclinas tu cabeza en dirección de esa mano. Ejemplo: Sujeta la silla con tu mano izquierda mientras con tu mano derecha inclinas la cabeza hacia la derecha estirando lo más que puedas. Cambia de manos y repite el proceso inclinando la cabeza hacia el lado contrario. De este modo estirarás ambos trapecios y mejorarás la movilidad del cuello. Ya no más dolor de cuello.

Estiramiento de muñeca

Estiramos los brazos hacia adelante presionando hacia atrás, con la palma de la mano izquierda, los dedos de la mano derecha. Repetimos el ejercicio pero esta vez empujando hacia atrás los dedos de la mano derecha. Manteniendo los brazos estirados y los codos arriba. De esta manera evitas problemas en el túnel carpiano y tendinitis.

Relajamiento de hombros

Levantamos los hombros, tomando aire, y dejando los brazos a lo largo del cuerpo. Bajamos de golpe los hombros y soltamos el aire. Estarás liberando tensión acumulada en la zona cervical.

Estiramiento de columna

Inhalamos profundamente mientras permanecemos totalmente derechos en la silla. Al exhalar nos agachamos para tocarnos los tobillos. Tomamos aire nuevamente al mismo tiempo que nos reincorporamos y repetimos el proceso. Con esto damos flexibilidad a la columna y relajamos gran parte de la musculatura superior. Olvídate de los dolores de columna.

Se recomienda hacer tres series de cada ejercicio. Evitarás dolores de cabeza, de espalda, de cuello y en el resto del cuerpo debido a la mala postura y la falta de estiramiento.

No tienes excusa para no hacer ejercicio. Piensa en tu bienestar.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR