Ejercítate y reduce el riesgo de cáncer

La actividad física es una excelente aliada para la prevención del cáncer y muchos científicos lo han comprobado. Al hacer ejercicios mejorarás tu calidad de vida y si eres un sobreviviente del cáncer puedes evitar recaídas.

Beautiful young woman doing stretching exercise on green grass.

Según las estadísticas, existe evidencia de que las personas que realizan actividad física tienen alrededor del 30 al 50 % menos de riesgo de sufrir cáncer de colón y cáncer de mama que las personas sedentarias, por lo que el ejercicio es muy recomendado para evitar la aparición o desarrollo del cáncer, y para reducir el riesgo de recaídas en personas que ya lo hayan sufrido y superado.

Si bien es cierto que si el cáncer ya existe en el organismo de la persona el ejercicio no lo va a eliminar, también es verdad que sí ayudará a mejorar el nivel físico para tolerar mucho mejor los tratamiento de radio o quimioterapia, pues si tienes una buena condición física perderás mucho menos capacidades al recibir el tratamiento, que generalmente es demasiado fuerte y casi que intolerable.

Por otra parte, existen los ejercicios terapéuticos que, generalmente, se aplican en pacientes con linfedema para ayudarlos a combatir la fatiga que otorga el cáncer. Cabe acotar que esto debe ser aplicado por un profesional que tenga amplio conocimiento en el área, pues este tipo de personas se encuentra en una situación delicada y merece un trato especial.12

También hay muchos casos en los que no sólo se aplican los ejercicios terapéuticos, sino también la fisioterapia para estabilizar los músculos de la persona y hacerlos un poco más fuertes para que toleren mucho mejor el proceso del cáncer, más que todo en la época de tratamiento y recuperación, la cual no es nada fácil y estas personas necesitan mucha ayuda.

Así que deja las excusa y ejercítate, hazlo por tu salud.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR