Las muertes de fumadores en China se triplicarán a 3 millones al año para 2050, de acuerdo con un nuevo estudio que examina el devastador impacto de los crecientes índices de fumadores en la población masculina del país.

El informe, publicado en la revista médica británica The Lancet, concluye que casi dos tercios de los jóvenes chinos adquieren el hábito de fumar y, a no ser que dejen de hacerlo, al menos la mitad de ellos morirá a causa de eso.

Científicos de la Universidad de Oxford, la Academia China de Ciencias Médicas y el Centro Chino para el Control de Enfermedades rastrearon los efectos para la salud de fumar prolongadamente en dos amplios y diversos estudios desde el punto de vista geográfico. Ellos encontraron que el consumo de cigarrillos ha aumentado sustancialmente en el caso de los hombres en áreas urbanas y rurales de China en el transcurso de las últimas décadas, mientras los índices bajaron en el caso de las mujeres.

Los hombres de áreas urbanas que empezaron a fumar antes de cumplir los 20 años tenían una tasa de mortalidad dos veces mayor que la de los no fumadores, y ellos también presentaron índices de muerte sustancialmente más altos a causa de enfermedades pulmonares vinculadas al hábito de fumar, cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas y derrames.

“La primera generación de hombres que experimentan todos los riesgos probablemente será la de aquellos que nacieron durante los años setenta y ochenta”, según el informe.

A modo de comparación, los índices de fumadores en Estados Unidos son menos de la mitad de lo que solían ser hace 50 años. Fumar es la causa de una de cinco muertes en Estados Unidos cada año, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.

China ahora consume un tercio de los cigarrillos del mundo. Las autoridades subieron los impuestos a los cigarrillos en mayo, pero este sigue siendo un país increíblemente barato para fumar. Un paquete de una marca popular como Zhongnanhai cuesta más o menos 1,50 dólares. Según el Tobacco Atlas, el 26% del precio de un paquete de cigarrillos es impuesto, en comparación con un punto de referencia de la OMS de 75%.

El ingreso generado por las ventas e impuestos al tabaco son importantes fuentes de ganancias para el gobierno en China. En un comentario que acompañó al estudio, dos expertos en salud pública argumentaron que este acuerdo “complica” los esfuerzos por reducir las implicaciones del tabaco para la salud pública.

Ellos también argumentaron que los esfuerzos de educación se ven dificultados por los mitos comunes en relación a fumar, entre ellos “la creencia de que los mecanismos biológicos protectores que son específicos en las poblaciones asiáticas hacen que fumar sea menos arriesgado, que es fácil dejar de fumar y que el consumo del tabaco es una parte intrínseca y antigua de la cultura china”.

Una encuesta de la Organización Mundial de la Salud realizada en agosto encontró que el conocimiento sobre los peligros de fumar está mejorando en China, pero aún falta mucho por hacer. La mitad de los adultos encuestados no sabían que fumar puede ocasionar derrames o enfermedades cardíacas. Más de una de cada 10 personas no sabía que el humo de segunda mano puede ocasionar cáncer de pulmón en niños.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR