Todos los que están en la industria energética están sufriendo la caída de los precios del crudo. Sin embargo, algunos países productores de petróleo están sufriendo más que otros.

En el Reino Unido, cuesta 52,50 dólares producir un barril de petróleo, el cual actualmente se comercia en alrededor de 42 dólares.

La producción de petróleo en Brasil, cuesta cerca de 49 dólares por barril. En Canadá, el costo de producción es aproximadamente de 41 dólares por barril.

En Estados Unidos, los costos de producción son aproximadamente de 36 dólares el barril… aún por debajo del precio de comercialización.

Estas conclusiones se obtuvieron de la base de datos UCube de Rystad Energy, la cual tiene información de aproximadamente 65.000 campos de petróleo y gas alrededor del mundo.

Por supuesto, es difícil obtener ganancias cuando el costo de producción de petróleo es más alto que el precio de venta.

No es ningún secreto que la mayoría de las principales compañías de energía ya hayan anunciado una serie de recortes en los países de alto costo.

En el otro lado de la moneda, Arabia Saudita y Kuwait pueden bombear un barril de petróleo por menos de 10 dólares, en promedio. Iraq puede producir petróleo por alrededor de 10,70 dólares el barril.

El director de análisis de Rystad, Per Magnus Nysveen, le proporcionó a CNNMoney datos de producción de petróleo y dijo que ilustra claramente cómo los estados del Golfo están en una posición mucho más fuerte debido a sus bajos costos.

Los precios del petróleo cayeron en el segundo semestre del 2014 luego de comerciar arriba de los 100 dólares por barril. La caída se produjo después de que la OPEP —un grupo de algunas de las mayores naciones productoras de petróleo del mundo— decidió continuar bombeando la misma cantidad de petróleo a pesar de claras señales de que había demasiada oferta en el mercado.

Los analistas dicen que la medida de la OPEP, la cual fue dirigida por Arabia Saudita, fue diseñada para sacar del mercado a los productores de alto costo a fin de recuperar la cuota del mercado.

“La producción vigorosa” de los países de la OPEP han creado un “enorme colchón” de 3.000 millones de barriles de petróleo en todo el mundo, dijo la Agencia Internacional de la Energía en un comunicado reciente.

La caída resultante en los precios del petróleo está afectando incluso a los miembros más fuertes de la OPEP.

El Fondo Monetario Internacional advirtió el mes pasado que la mayoría de los países en el Medio Oriente —incluyendo a Arabia Saudita, Omán y Bahrein— se quedará sin dinero en efectivo dentro de los próximos cinco años si los precios del petróleo no aumentan un poco más de 50 dólares por barril.

“Los exportadores de petróleo tendrán que ajustar sus políticas de gastos e ingresos para garantizar la sostenibilidad fiscal”, escribió el FMI.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR