El Iceberg que hundió al Titanic

Las personas cuando escuchan la palabra “Titanic” inmediatamente asocian en su cabeza el hundimiento de un barco con la historia de amor de Leo DiCaprio y Kate Winslet, también son conscientes de que la exitosa película estuvo basada en hechos reales protagonizados por miles de personas que no tuvieron una buena experiencia que contar.

El RSM Titanic fue el primer barco construido para cruzar el océano Atlántico, desde Irlanda hasta EEUU. Para el momento no existían botes de lujo que realizaran dicho viaje, es decir fue algo así como el padre de todos los cruceros, su tamaño era descomunal, capaz de albergar a más de 5.000 pasajeros junto con sus pertenencias (que incluían desde equipajes normales hasta coches de lujo).

El viaje de exploración de este titán de la industria marítima terminó en desgracia cuando la noche del 14 de abril de 1912 chocó contra un iceberg de gran tamaño que produjo que se hundiera; lo sucedido ocasionó la muerte a más de 3.000 personas y entre los 1.500 sobrevivientes de los botes salvavidas solo pudieron rescatarse a 700 aproximadamente.

Un iceberg es una masa sólida de hielo que se encuentra flotando a la deriva en mar abierto, puede desprenderse de una pared glacial y mantenerse completo gracias a las corrientes de vientos fríos producidas durante el invierno.

En este sentido, entre muchos errores que cometió el capitán Edward Smith y el ingeniero Andrew Aldrige, destaca que los vigías no contaban con binoculares que les permitiera avisar con anticipación sobre la existencia de esta masa de hielo; además, estudios recientes descubrieron que este iceberg lleva siglos flotando en el mar Atlántico y para el momento en que el Titanic emprende la marcha ya su tripulación había sido advertida de su existencia, por lo que se concluye que su hundimiento fue un caso de negligencia y no un accidente.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR