Richard Branson es uno de los hombres más ricos de Reino Unido y propietario de una de las empresas multinacionales más importantes del momento en su rama. Virgin comenzó como una empresa discográfica que ahora tiene relaciones comerciales en diversos sectores económicos, destacándose el turismo y las telecomunicaciones. El propietario y directivo principal de la empresa, Branson, afirma que el secreto de su éxito se debe a que él, en vez de ser un jefe todopoderoso, decidió ser un aliado en el trabajo en equipo.

El hombre, considerado una de las personalidades más influyentes de su país, tuvo una crianza donde se le enseñó que no debía juzgar a las personas. El hombre indicó que cuando era más pequeño, sus padres lo obligaban a pasar cinco minutos frente a un espejo cada vez que hablaba mal de alguien. Luego de un tiempo, el joven Richard dejo de criticar o hablar de los demás. En la actualidad el hombre mantiene su filosofía, y cuando en su oficina o cualquier parte se habla mal de otra persona, Richard opta por retirarse del lugar.

Esta lección de vida impuesta por sus padres, ayudó a que el empresario se entendiera mejor con las personas que trabajaban en su empresa. El hombre no se convirtió en un empresario arrogante, que intenta ser un súper jefe que todo lo puede y que menosprecia a sus trabajadores. Por el contrario, Richard se ha convertido en uno más del equipo de su empresa, y en vez de ordenar, lidera los planes para hacer progresar a la compañía que hoy es una de las más grandes de Europa.

El secreto del éxito de Richard Branson, el magnate dueño de Virgin - 2
Alabar, más que criticar, es la tendencia.

Richard trabaja en equipo con sus empleados, y estos se sienten más seguros a realizar críticas u opiniones acerca del manejo de los negocios. Esto ha ayudado al hombre a que la empresa vaya por buen camino y los negocios manejados por el empresario sean en su mayoría éxitos rotundos.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC Mundo
COMPARTIR