Tiene 26 años, pero no aparenta más que diez. Hyomyung Shin se hizo famoso en Corea del Sur tras aparecer en un programa de televisión local y, ahora, videos suyos en Youtube se hicieron virales en todo el mundo.

Nacido el 5 de enero de 1989, Hyomyung cuenta que se dio cuenta de que había dejado de envejecer a los 18 años.

“Una vez fui a un reencuentro de compañeros de escuela y todos mis amigos estaban ya crecidos. Yo era la excepción”, dijo en una entrevista con BBC Brasil.

Los médicos que cuidan del coreano aseguran que está sano. Nunca le han sometido a un examen completo para conocer las causas de su lento envejecimiento.

Con 1,63 metros de altura y el rostro de alguien que no pasó aún la pubertad, Hyomyung dice que tiene una vida normal, incluso en su trabajo como consultor, donde dice que nunca tuvo problemas para ser respetado.

También trabaja como DJ los fines de semana.

Pero en el programa de televisión que lo lanzó a la fama se vio una de las dificultades: en una discoteca, las mujeres no se creían su verdadera edad.

En el programa aparece bailando, bebiendo y hablando sobre su sueño de tener novia.

Pero cuando le preguntan sobre las desventajas de parecer más joven, Hyomyung cita solo una: las bromas que le hacen otros jóvenes de su misma edad.

También se ve obligado siempre a llevar su documento de identidad, sobre todo cuando sale por la noche o va a comprar alcohol. Pero esto, dice, no le importa.

“Una de las ventajas de tener cara de niño es que cuando entro en las tiendas o en los restaurantes, los mayores me dicen que soy guapo, me hacen descuentos y, a veces, hasta me dan cosas gratis”.

Hyomyung dice que también tiene miedo de envejecer de repente. “Me daría miedo si me empiezan a salir arrugas”, dice.

“Vivo con este rostro joven desde hace siete años. Si envejeciese de pronto, creo que perdería un poco de ganas de disfrutar de la vida”.

Según Hyomyung, su caso no es único en la familia.

“Mi hermana mayor también parece mucho más joven de su edad real. Tiene 31 años y parece una estudiante de secundaria”.

Programa de televisión

Hyomyung apareció por primera vez en televisión en 2012, en un especial del año nuevo chino, en un concurso llamado “Cara de Bebé”.

Al año siguiente, una emisora de televisión coreana hizo un especial solamente con él, en el que mostraba su vida. El programa le muestra en pijama, sentado en un cuarto con decoración colorida y hablando con voz aguda, sin los cambios de voz típicos de la pubertad.

Hyomyung Shin

Los medios coreanos publicaron que Hyomyung era portador de un síndrome raro, llamado Highlander, información replicada por medios de todo el mundo.

Pero el profesor Moisés E. Bauer, coordinador del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Católica de Río Grande do Sul, cree que no hay precedentes como el del coreano en la literatura médica.

“Debemos evitar la divulgación de posibles descubrimientos que podrían ser clave para encontrar una cura al envejecimiento. El envejecimiento no es una enfermedad, todas las especies envejecen, a ritmos diferentes, y lo necesitamos para un desarrollo correcto”, le dijo al investigador, que coordina el Laboratorio de Inmunología del Envejecimiento a BBC Brasil.

Bauer cree que los portadores de síndromes raros estudiados por la ciencia presentan, en verdad, atrasos de crecimiento físico, y no envejecimiento retardado.

“Creo que el aspecto más importante en el área de la gerontología es la generación de conocimiento que produzca un envejecimiento más saludable”, defiende.

Otros casos conocidos

La ciencia, en realidad, está todavía lejos de descubrir una cura para el envejecimiento, pero una investigación conducida por el médico y científico norteamericano Richard Walker puede descubrir la clave para contener el envejecimiento del cuerpo.

El investigador dice que la respuesta está en una enfermedad rara que ni siquiera tiene un nombre real, el “Síndrome X”.

Hyomyung Shin

 

Él identificó cuatro niñas con esa condición, marcadas por lo que parece ser un estado permanente de infancia, un paro dramático en su desarrollo.

El investigador sospecha que la dolencia está causada por un problema en algún lugar del ADN de las niñas. Pero este no es el caso del coreano Hyomyung Shin.

La historia más famosa es la de Gabby Williams, de 10 años, una niña que pesa cinco kilos y parece un bebé. Y el caso del australiano Nicky Freeman, de 44 años, que aparenta 10.

El profesor Bauer dice que la medicina ha avanzado mucho en la búsqueda de medios para controlar el envejecimiento de forma saludable.

“Las poblaciones aumentan sus expectativas de vida, como reflejo del avance en el desarrollo de las sociedades”.

Desde el punto de vista científico, el investigador dice que ya sabemos mucho sobre intervenciones nutricionales, hormonales y psicológicas que promueven alteraciones del comportamiento y biológicas que recuerdan un envejecimiento atenuado.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR