Un estudio publicado en el «American Journal of Preventive Medicine» ha visto que el tabaco pasivo aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular en casi 30% para los no fumadores. El estudio incluyó a casi 22.000 participantes (38% afroamericanos, 45% varones).

Durante el periodo de abril 2003-marzo 2012, se registraron 428 accidentes cerebrovasculares. Además, los investigadores llevaron a cabo un análisis adicional sobre el tipo de accidente cerebrovascular (isquémico o hemorrágico) y vieron que la mayoría de los accidentes cerebrovasculares se debieron a la obstrucción del flujo de sangre al cerebro (352 isquémica, 50 hemorrágico, y 26 golpes de subtipo desconocido).

Estudio más completo

Cada vez hay más datos sobre los efectos adversos del humo del tabacosobre la salud de losno fumadores. Pero, según Angela M. Malek, de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, Charleston (EE.UU.), muchos estudios previos tienen limitaciones. En este caso el trabajo parece superar estas limitaciones -número de personas,seguimiento, etc.- y sugieren la posibilidad de que los resultados adversos para la salud, como el accidente cerebrovascular, entre los no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.

Según Malek, en el futuro habrá que investigar el papel de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares en esta asociación y explorar la posible exposición a las variables ambientales, como los contaminantes en el aire ambiente, en relación con el accidente cerebrovascular.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR