Edgar Feuchtwanger es un historiador que ha vivido en Inglaterra desde 1939; el mismo año en que escapó con toda su familia de Alemania a inicios del gobierno de Hitler. Con una edad de 91 años, cuenta en su autobiografía Yo fui el vecino de Hitler los nueve años en que vivieron a una casa de distancia del asesino de judíos.

Adolf Hitler decidió mudarse a un lado de la casa de la familia de Edgar en 1924, la cual, se encontraba en la ciudad de Múnich. El historiador aún recuerda que a la edad de ocho años fue la primera vez en que ambos se encontraron: “Había sido llevado por mi niñera a una caminata. Pasé por su puerta principal justo al tiempo en que salía. Me miró y yo lo miré, y lo hizo de manera benévola“.

Al comenzar a popularizarse el nazismo, Edgar tuvo que estudiar la propaganda que se impartía en la escuela mientras el ambiente se tornaba cada vez más desalentador para los ciudadanos judíos del país. Pero fue hasta 1939 durante la Noche de los cristales rotos” que su vida cambió, ya que su padre fue capturado por la Gestapo y enviado a Dachau (el primer campo de concentración).

Seis semanas después fue liberado y decidió que era tiempo de mudarse, es por eso que llegaron a Inglaterra. Una vez ahí él decidió ser historiador y al analizar todos los sucesos se dio cuenta que si ese día Hitler hubiera sabido quien era realmente, no estaría contado su historia.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR