En la última década, un creciente número de mujeres ha estado decidiendo quitarse ambos senos después de que se les diagnosticó cáncer en uno de ellos.

Según un estudio, ahora parece que más hombres también están optando por someterse a este tipo de mastectomía doble.

Investigadores estadounidenses examinaron datos de los registros nacionales de cáncer de más de 6.000 hombres que se sometieron a una cirugía para el cáncer de mama del 2004 al 2011.

La mayoría de los hombres (76%) se sometieron a una sola mastectomía, o la extirpación quirúrgica del pecho con cáncer, mientras que otro 20% se sometía a una tumorectomía, o una cirugía para extirpar solamente el tumor.

Aunque una pequeña proporción de los hombres se sometía a una doble mastectomía, los investigadores descubrieron que el número va en aumento, del 3% en el 2004 al 5,6% en el 2011.

“Esto no es una buena noticia, porque no hay pruebas del beneficio del procedimiento en términos de supervivencia y sí existe daño asociado con el mismo”, dijo Ahmedin Jemal, vicepresidente del Surveillance and Health Services Research Program (Programa de investigación de Servicios de Vigilancia y Salud) de la Sociedad Americana contra el Cáncer y autor principal del estudio, el cual fue publicado en la revista JAMA Surgery.

Para algunas mujeres existe un beneficio asociado con someterse a una mastectomía doble, pero solo para aquellas que tienen una mutación genética, tal como BRCA1 o BRCA2, la cual aumenta el riesgo de desarrollar cáncer en el otro seno.

Los estudios han descubierto que el procedimiento puede aumentar considerablemente la esperanza de vida de estas mujeres, pero ofrece poco beneficio en la supervivencia entre las mujeres que no tienen un factor de riesgo genético.

Pero incluso entre los hombres que tienen una mutación BRCA1 o BRCA2, no existe suficiente investigación respecto a que si una mastectomía doble puede mejorar la esperanza de vida, dijo el Dr. Todd M. Tuttle, jefe de oncología quirúrgica en la Universidad de Minnesota.

Tuttle participó en un estudio que encontró poco beneficio de una mastectomía doble para las mujeres sin factores de riesgo genéticos, pero no participó en la investigación actual.

Aunque no está claro si algunos hombres podrían beneficiarse del procedimiento, probablemente tampoco es muy alto el riesgo asociado con él.

Mientras que las mujeres a menudo se someten a una cirugía reconstructiva, la cual se asocia con infección y hemorragia, los hombres no suelen someterse a una cirugía reconstructiva, y por lo tanto no se enfrentan a las complicaciones consiguientes, dijo Tuttle.

El estudio actual no analizó las razones detrás de la decisión de los hombres para quitarse ambos pechos, pero los “factores como el miedo y la ansiedad de desarrollar un cáncer secundario sin duda juegan un papel”, dijo Jemal.

Probablemente, el aumento de las pruebas genéticas también juega un papel en más mastectomías dobles tanto entre hombres como mujeres, dijo Jemal. Sin embargo, no parece que estas pruebas necesariamente influyan en que las personas sin factores de riesgo genético no se sometan al procedimiento.

A pesar de que solo del 5% al 10% de las personas con cáncer de mama tienen mutaciones BRCA1 y BRCA2, el estudio actual descubrió que 16,5% de los hombres de 20 a 39 años de edad se someten a una doble mastectomía, dijo Jemal. (El procedimiento fue menos común en los hombres mayores).

Lo que también podría estar contribuyendo al aumento de las tasas de mastectomía doble entre mujeres es el miedo de contraer cáncer de mama una vez más en lugar de que sea el riesgo real con base en mutaciones genéticas y otros factores lo que influya en esto, dijo Tuttle.

“Creo que la mayoría de las mujeres que se someten a una mastectomía doble no tienen un riesgo marcadamente elevado de desarrollar cáncer en la otra mama”, dijo.

Un estudio reciente descubrió que el número de mujeres con cáncer de mama que son candidatas para una tumorectomía, pero que optan por someterse a una doble mastectomía, ha subido del 2% en 1998 al 11,2% en el 2011.

También ha habido un aumento en las mujeres que se someten a una mastectomía doble a pesar de que no han sido diagnosticadas con cáncer de mama, como la historia de alto perfil de Angelina Jolie.

En estos casos, el procedimiento puede ofrecer beneficios de supervivencia para las mujeres que están en mayor riesgo de tener cáncer de mama con base en mutaciones genéticas y antecedentes familiares, dijo Tuttle.

 

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR