McDonalds, fast food, health Graphics project
McDonald’s está peleando —y perdiendo— una guerra de hamburguesas en dos frentes.

Burger King está robándole clientes de poder adquisitivo bajo con artículos populares en ventas como tiras de pollo y sándwiches de cerdo a la barbacoa.

Al mismo tiempo, Wendy’s está atrayendo a los clientes con favoritos de mayor precio como la hamburguesa de portobello y tocino.

“Wendy’s se ha reposicionado a sí misma en la clientela de alto poder adquisitivo. Y ha funcionado. McDonald’s está perdiendo participación en ambos extremos”, dijo Nick Setyan, analista que cubre acciones de restaurantes para Wedbush Securities.

Wall Street también piensa que está funcionando. Las acciones de Wendy’s subieron 1% después de reportar sus resultados trimestrales el miércoles, lo cual las lleva a un alza de 30% en el último año. McDonald’s ha subido solo 7% respecto a hace un año.

McDonald’s mataría por este crecimiento: Aunque las ventas de McDonald’s se están reduciendo, las de Wendy’s de manera constante. Aumentaron 2,4% en sus restaurantes en Estados Unidos y Canadá en el segundo trimestre del año anterior.

Burger King está creciendo a un ritmo aún más rápido. Sus ventas iguales en restaurantes se dispararon casi 7% el trimestre pasado gracias al entusiasmo por sus nuevos elementos de menú. Las acciones de Restaurant Brands International, la compañía que posee tanto a Burger King como a Tim Hortons en Estados Unidos, han subido más de 13% en lo que va del año.

La vida es más deprimente para McDonald’s. Sus ventas en Estados Unidos cayeron 2% en el último trimestre. La mayor cadena de comida rápida en el mundo, está tratando muchas cosas nuevas para atraer a los clientes, incluyendo la adición de “bollos” de lechuga para hamburguesa y está probando el servicio de desayuno de todo el día.

Suerte variada para las franquicias: Burger King puede competir contra McDonald’s en el extremo más barato del menú porque muchos de sus restaurantes son propiedad de franquiciatarios. Eso significa que la empresa obtiene la mayor parte de su dinero en pagos de regalías, no por las ganancias de restaurantes individuales.

Wendy’s todavía posee muchos de sus restaurantes, aunque eso está cambiando. Wendy’s vendió sus tiendas en Canadá en el segundo trimestre y está avanzando en la venta de 540 ubicaciones domésticas a franquiciatarios. Estos restaurantes han generado un interés “muy fuerte” de potenciales franquiciatarios, dijo Wendy’s.

Esa es una gran diferencia respecto a McDonald’s. Una encuesta reciente de Janney Capital muestra que los franquiciatarios de McDonald’s son profundamente pesimistas. Algunos temen estar atrapados con restaurantes con desempeño débil que nadie quiere comprar.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR