Ni siquiera el poderoso Medio Oriente puede sobrevivir al petróleo barato para siempre.

Si el crudo se mantiene alrededor de los 50 dólares por barril, la mayoría de los países de la región se quedarán sin dinero en efectivo en cinco años o menos, advirtió un sombrío informe del Fondo Monetario Internacional (FMI). Eso incluye al líder de la OPEP, Arabia Saudita, así como a Omán y Bahrein.

Los bajos precios del petróleo eliminarán un estimado de 360.000 millones de dólares de la región este año, dijo el FMI.

Los enormes superávits presupuestarios están rápidamente oscilando hacia déficits masivos a medida que los precios del petróleo caen a alrededor de 45 dólares actualmente desde más de 100 dólares el año pasado. Muchos de estos países se ven ahora obligados a recurrir a fondos de emergencia para capear la tormenta.

“Los exportadores de petróleo tendrán que ajustar sus políticas de gasto e ingresos para garantizar la sostenibilidad fiscal”, escribió el FMI.

Los precios del petróleo deprimidos han llegado en un momento en el que el gasto se ha incrementado a medida que muchos de estos países están lidiando con violencia regional y turbulencia en los mercados financieros.

Arabia Saudita está bajó presión

Arabia Saudita, el mayor productor de petróleo del mundo, necesita vender petróleo a alrededor de 106 dólares para equilibrar su presupuesto, de acuerdo con estimaciones del FMI. El reino apenas tiene suficientes reservas fiscales para sobrevivir cinco años con el petróleo a 50 dólares, dijo el FMI.

Es por eso que el país árabe se está moviendo rápidamente para preservar su efectivo. El reino no solo recaudó 4.000 millones de dólares mediante la venta de bonos a principios de este año, sino que su Banco Central ha retirado hasta 70.000 millones de dólares de firmas de gestión de activos como BlackRock en los últimos seis meses.

Después de años de enormes superávits, se proyecta que el déficit en cuenta corriente de Arabia Saudita se eleve a 20% del Producto Interno Bruto este año, estima Capital Economics. El botín de guerra de Arabia Saudita de dinero en efectivo sigue siendo descomunal, con casi 700.000 millones de dólares, pero se está reduciendo rápidamente.

Recortes del gasto en el futuro

Es poco probable que Arabia Saudita eleve los impuestos, pero está a punto de recortar, al menos, algunas formas de gasto.

No es probable que recorte programas de gastos sociales y militares debido a que los líderes temen una repetición del levantamiento de la Primavera Árabe en 2011.

“En un entorno de inseguridad regional e inestabilidad interna, socavar ese contrato social es algo así como una apuesta política”, dijo Henry Smith, director asociado asentado en Dubai para la consultora Control Risks.

Sin embargo, Smith dijo que los grandes proyectos de gasto público ya están registrando un mayor escrutinio.

“Algunos de los proyectos que son económicamente menos esenciales están siendo descartados discretamente”, dijo Smith.

Difícil panorama para Irak e Irán

El punto de equilibrio en el precio del petróleo para Irán se estima en 72 dólares, y podría sobrevivir con el petróleo barato durante menos de 10 años, calcula el FMI. Es un panorama más optimista en comparación con sus vecinos. Pero esa perspectiva para Irán está nublada por el potencial alivio de las sanciones (que no ha llegado todavía) y por un aumento en la producción petrolera a partir de su acuerdo nuclear con Occidente.

Irak no tiene prácticamente ningún colchón fiscal restante, según el FMI. El país está lidiando con conflictos internos y ha perdido grandes extensiones de territorio ante ISIS.

“La violencia afecta cada vez más a los civiles, y tiene un efecto particularmente negativo en la confianza y las expectativas; y por consiguiente en la actividad económica”, advirtió el FMI.

Bahrein también está bajo una gran presión financiera, con la posibilidad de también quedarse sin opciones en menos de cinco años. El país ya tiene muchas deudas y ha estado operando con déficits durante varios años consecutivos.

“Están en un punto relativamente ajustado. Tendrán que realizar un ajuste más significativo”, dijo Jason Tuvey, economista para Medio Oriente de Capital Economics.

Sin embargo, un puñado de países está bien posicionado para enfrentar la tormenta. A la cabeza de esa lista están Kuwait, Qatar y Emiratos Árabes Unidos. Eso es en parte debido a que estos países no necesitan precios del petróleo por las nubes para equilibrar sus presupuestos.

El punto de equilibrio del precio del petróleo para Kuwait estimado por el FMI es de solo 49 dólares, o solamente un poco más alto que los niveles actuales. Se cree que el número mágico es de 56 dólares para Qatar, el anfitrión de la Copa Mundial de 2022; mientras que Emiratos Árabes Unidos necesita petróleo a 73 dólares.

Pero estos tres países han acumulado montañas de dinero petrolero que los protegen en los tiempos difíciles. El FMI dijo que Emiratos Árabes Unidos tiene suficientes reservas fiscales para soportar precios petroleros de 50 dólares durante casi 30 años. Qatar y Kuwait pueden sostener el petróleo barato durante casi 25 años.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR