Ya sabes cómo es. Cada vez que compras un producto o un servicio en la calle o por internet, recibes una factura que detalla el precio de aquello que adquieres y el monto que se le añade en concepto de IVA (impuesto al valor agregado).

Y tú pagas por todo eso.

Ese “extra” puede parecer poco dinero o no, dependiendo del país y del tipo de mercancía. Pero si sumas todo lo que compras en un mes, es bastante lo que terminas gastando en IVA, un tributo que afecta directamente tu bolsillo.

En las últimas semanas se ha hablado mucho de este impuesto al consumo a raíz del fuerte aumento del 13% al 23% aplicado en Grecia, que ha golpeado a la gente común en una nación ya afectada por una profunda crisis económica.

Sin embargo, en algunas partes de América Latina el fisco cobra un IVA similar al griego, tras una serie de incrementos registrados en los últimos tiempos.

Facturas
El impuesto se cobra por sobre el valor del mercancías o servicios.

“Muchos países de la región están siguiendo la tendencia mundial de aumentar el impuesto o ampliar los sectores a los que se aplica”, le explica a BBC Mundo Lucio Giaimo, analista tributario de la consultora internacional KPMG basado en Buenos Aires.

Giaimo apunta que Argentina, por ejemplo, recientemente empezó a cobrar IVA a los servicios en general, que antes no estaban gravados.

Pero no es el único caso. Uruguay reinstauró el impuesto a la compra de carnes blancas (pollo, cerdo y cordero) luego de siete años de exenciones. Y Puerto Rico, que actualmente no cuenta con un régimen de IVA, lo introducirá en 2016 con una tasa de 11,5%.

En otras palabras, estamos hablando de alzas de precios para los ciudadanos de a pie.

Cómo nos comparamos con el resto

Entonces, ¿pagamos más o menos impuesto al valor agregado en América Latina que en el resto del mundo? ¿Y en qué países de la región se exige más a nuestros bolsillos?

IVA
En el mundo, los productos pagan un IVA promedio de 15%.

Según datos de Baker & McKenzie, una firma legal que asesora a compañías globales, el promedio del IVA que se cobra a nivel mundial es de 15%. Y la media de América Latina está por debajo de ese porcentaje: 9%.

Sin embargo, el panorama cambia cuando se consideran los casos particulares.

Así, buena parte de los países de la región (8 en total) se encuentran por encima de la media global.

Uruguay (22%) y Argentina (21%) son las naciones de América Latina donde los consumidores pagan más IVA, con índices similares a los de muchos Estados de la Unión Europea.

Mientras que Paraguay (10%) y Panamá (7%) son los países que menos exigen a las carteras de los compradores.

Cuba es un caso aparte, ya que es la única nación de la región en la que no se aplica el IVA.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR