Muchas de las fallas saltan a primera vista con un simple escaneo o revisión al ‘home’ de tu web, que ante eventuales y fortuitas visitas, se estaría desperdiciando si consideras la competencia de los millones de sitios presentes actualmente en la red.

El CEO y cofundador de Sincro-Online, Nano Lamberti, realiza un detalle de cuáles son esas fallas garrafales en un sitio de comercio electrónico y lo que deberías corregir para convertirlo en eficiente.

No realizar un estudio previo

El prototipo ejemplar para todo sitio de comercio electrónico debería ser, según Lamberti, Amazon. Pocas discrepancias al respecto, excepto que ni todos venden a ese nivel ni todos tienen esa capacidad de ejecución.

Si hubiera una fórmula única de éxito en el diseño de una web, con calcar su práctica sería suficiente, pero existen muchas maneras adecuadas de diseñar un sitio web y ello depende, en gran parte de tu ‘target’.

Para comenzar, es primordial conocer el mercado y a tus clientes. “No es suficiente con analizar el ‘target’ y saber si está en disposición, o no, de realizar la compra de tu producto o servicio en la red, sino que además es necesario explorar a la competencia y su política de precios. Es importante ver lo que ofrecen, cómo lo exhiben y cómo es su funcionamiento para sacar provecho de sus debilidades y diferenciarte de ellos”.

Descuidar una buena experiencia de uso

Esto equivale a tener la seguridad de que algo, en este caso el sitio web, funciona bien. De igual forma que en un negocio físico determinas implementar un orden que ayude a la identificación de los artículos, de preservar la higiene y una buena iluminación, también tu sitio web debe proyectar el mejor aspecto posible y mostrarse agradable al primer vistazo rápido.

Para evitar que tus visitantes se frustren y conseguir su satisfacción, es indispensable no permitir que pierdan tiempo ni dejar que piensen demasiado. Entre menos demoren en cargar la web, entre más rápido encuentren lo que buscan, entre menos páginas necesiten recorrer en el proceso y menos datos tengan que introducir para efectuar una compra, son mayores las posibilidades de éxito.

Falta de confianza y credibilidad

Sólo hay una forma se asegurar la credibilidad y es la honestidad, además de el cumplimiento con todo aquello que en la web prometes. La recomendación de Lamberti en este aspecto es divulgar o promover sólo aquello de lo que con toda seguridad podemos cumplir, destacarlo como valor agregado y, por supuesto, que se cumpla con la palabra.

Así es como se logra fidelizar a los clientes y hacer que llenen los carritos. Lamberti añade que, “en la red, el asunto de los precios es aún más sensible que en las tiendas físicas, por eso incomodan más las decepciones”.

Poca transparencia en la información

Gran parte de esa confianza y credibilidad se consigue por medio de la transparencia que ofreces como empresa. Por eso,Lamberti, aboga por establecer, de manera clara e inmediata, todos los canales de comunicación que ofrece el sitio de comercio electrónico.

Cualquier elemento que entorpezca la comunicación con la empresa, será un factor en contra. “Aunque realicen las compras en línea, a la gran mayoría de las personas les gusta resolver de manera convencional los problemas, por ejemplo, comunicándose con alguien de la compañía que le facilite las cosas. Eso es un detalle que olvidan o ignoran muchos sitios e-commerce”.

Entre varios de estos elementos podemos resaltar aquellos sitios que no muestran datos de contacto telefónico ni correo electrónico, números errados, líneas telefónicas de pago para el consumidor, respuestas automatizadas por medio de un call-center, demora y enrutamiento excesivo de llamadas.

“Nunca debe ocultarse u omitir la información que pueda interesar al cliente”

La tarea de hacer eficaz tu web e-commerce no es fácil, pero si tomas en cuenta lo anterior y aplicas las siguientes recomendaciones, es probable que logres tus objetivos comerciales a través de la red.

  • Redactar descripciones o fichas de los productos con textos 100% originales con el fin de mejorar el posicionamiento en motores de búsqueda y evitar posibles penalizaciones por parte de Google.
  • Mantener actualizados y sincronizados los inventarios de los productos.
  • Optimizar el sitio de comercio electrónico para una correcta visualización en dispositivos móviles, ya que en estos se presenta actualmente la mayoría de visitas.

“UNA WEB BIEN GESTIONADA, PODRÍA CUADRUPLICAR LAS VENTAS”

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEEMPRENDEDORES.ES
COMPARTIR