Tu altura es un simple hecho biológico que no puedes cambiar. Sin embargo, puede que esté influyendo en tu destino de formas que ignoras.

BBC Future analizó la evidencia para evaluar el impacto de la estatura sobre cosas como tu atracción sexual, tu cuenta corriente o tu esperanza de vida.

Dinero y poder

Con 1,93 de estatura, Abraham Lincoln miraría a Barack Obama por encima del hombro. Pero incluso Obama es cerca de 8 centímetros más alto que el americano promedio.

Confirmando la correlación, un estudio reciente concluyó que los candidatos más altos tienden a recibir más votos.

Más allá de la carrera por la Casa Blanca, los hombres y las mujeres altos son considerados más dominantes, saludables e inteligentes, y tienen más probabilidades de ser elegidos para empleos más competidos.

También ganan más dinero.

Unos pies sobresaliendo de una cama

Podría ser que de forma natural asociemos la altura con la “grandeza” y el “dominio”, dos rasgos importantes para el liderazgo.

Pero la altura también refleja la nutrición durante la infancia, así que quizás actúa simplemente como un indicador más general de tu crianza, lo que a su vez puede influir en tu educación y en el éxito que tengas más adelante en tu vida.

No todos los que han tenido éxito son gigantes, evidentemente (Winston Churchill y Martin Luther King proyectaban gran carisma a pesar de ser bajitos). Pero en base solo a las primeras impresiones, los altos ganan.

Veredicto: Es más fácil para los altos tener la mano ganadora.

Atracción sexual

Los hombres altos como torres suelen tener más encanto. Los estudios muestran que los hombres y las mujeres más altos son considerados, en general, más atractivos.

Sorprendentemente, puedes incluso adivinar la altura de alguien solo con su rostro, lo que significa que una foto de carnet en una página para encontrar pareja no esconderá tu altura si eres bajo.

Pero aunque sean valoradas como supermodelos, las mujeres altas no tienen las mismas ventajas en el juego: parece que suele preferirse una altura media.

Incluso en el caso de los hombres, un cuerpo larguirucho puede tener efectos contradictorios, si implica que la gente se fije más también en otras características.


Un estudio reciente examinó los juicios de las mujeres sobre el tamaño del pene.

Curiosamente, cuanto más alto era el hombre más importante pareció ser el tamaño de su pene en determinar su atractivo general.

Quizás los hombres más altos generan mayores expectativas en las mujeres, por lo que son juzgados con más dureza si no las cumplen.

No es siempre cierto lo que dice la gente sobre los hombres con pies grandes…

Veredicto: Parece que los altos ganan en el juego de las citas, pero esto no siempre se traduce en éxito.

Deporte

Solo hay que echarle un vistazo a una pista de baloncesto o de atletismo para darse cuenta de que unas piernas largas son una ventaja en muchos deportes.

Pueden cubrir una distancia más rápido, y llegar más lejos.

En un deporte de equipo como el fútbol americano, los jugadores más altos son capaces de mirar por encima del resto, haciendo más fáciles los pases.

Sin embargo, a veces un cuerpo pequeño puede ser una ventaja. Lleva menos tiempo al impulso nervioso llegar desde las extremidades al cerebro, por lo que los tiempos de reacción deben ser más rápidos y ligeros, lo que puede ser una ayuda para algunos expertos en artes marciales como Jackie Chan.

Una corteza de banana en el piso

También es más difícil doblar un cuerpo más alto, mientras que la gente de menos estatura tiene una mayor “aceleración rotatoria”, lo que significa que son muy buenos en gimnasia, snowboarding, patinaje, esquí y buceo.

Veredicto: empate claro. Depende del deporte.

Torpeza

Piensa en tu cuerpo como si fuera un auto: en términos puramente mecánicos,cuanto más grande es, más difícil es detenerse para evitar un choque.

Además, también implica que el impacto será más duro durante la colisión. Y los bajitos también tienen una distancia menor de caída. Según una estimación,alguien que es un 20% más alto generará el doble de energía cinética durante una caída.

Quizás esto explica por qué los altos tienen muchas más probabilidades de sufrir heridas a lo largo de su vida.

Veredicto: Los bajos tienen mucha menos probabilidad de sufrir accidentes que los altos.

Duración de la vida y salud

Villagrande Strisaili, en Cerdeña, tiene la mayor proporción de personas centenarias de toda Europa.

Muchos factores pueden contribuir a ello, como la dieta mediterránea y una vida social activa, pero una posible razón es que sus habitantes son bastante bajitos, con una altura media de los hombres de 1,60 metros para la generación mayor.

Una mujer pequeñita y una alta

Esto es sorprendente. Dado que los niños más sanos tienden a ser más altos, es de esperar que su altura sea un buen indicador de su estado de salud general.

Cuando otros factores como la dieta y el sistema de salud se tienen en cuenta, sin embargo, los altos tienden a sufrir más a medida que envejecen.

Cuando más alto eres, por ejemplo, más células tienes en tu cuerpo, lo que aumenta el riesgo de mutaciones que puedan causar cáncer.

Un cuerpo mayor también quema más energía, aumentando los productos tóxicos resultantes que pueden contribuir al deterioro general.

Entre los centenarios de Cerdeña, los más altos viven dos años más de media que los más bajos. Otro estudio entre 1,3 millones de españoles concluyó que cada centímetro adicional en altura acorta 0,7 años en la esperanza de vida.

Veredicto: Un cuerpo más pequeño lleva a una vida más larga

Felicidad

A pesar de los riesgos mayores para tu salud, hay algo bueno de ser alto: varios estudios han concluido que cuanto mayor se la altura, mayor es la felicidad y el disfrute de la vida.

Esto se debe probablemente al hecho de que tu altura influye en tus posibilidades profesionales y te ayuda a ganar más dinero, lo que implica que la gente más alta tiene la vida un poco más fácil.

Unas piernas

Veredicto: Cuanto más alto, más feliz.

Todos estos factores son meras correlaciones. Hay muchas excepciones que contradicen las reglas. Todos hemos estado sometidos a la lotería de la bilogía, pero parece que los premios se han repartido por igual, independientemente del tamaño de tu cuerpo.

Quizás estas estadísticas solo prueban que no es el tamaño de tu cuerpo lo que determina tu destino, sino cómo lo usas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR