La empresa aseguradora Aetna les paga a sus empleados hasta 300 dólares al año por dormir 7 horas diarias o más. Así es, Aetna está tan preocupada con la productividad que cambia 20 noches de buen sueño por 25 dólares, con un límite de 300 dólares al año.

El proyecto es una de las ideas para mantener a los empleados sanos y productivos, asegura Kay Mooney, vicepresidenta de beneficios para empleados de la compañía. Además de pagarles por las horas de sueño, dan bonos a aquellos trabajadores que deciden realizar ejercicio.

Este programa fue implementado por primera vez en 2009 y tuvo gran aceptación, ya que el año pasado hubo 12 mil empleados involucrados en él. Los trabajadores pueden registrar las horas de sueño o se puede monitorear automáticamente a través de una pulsera que posteriormente envía los datos a los servidores de la empresa.

Esta innovadora idea surgió después de diversos estudios que demostraron que la falta de sueño disminuye la productividad. El primero fue realizado en la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, demostrando que el trabajador promedio en Estados Unidos pierde 11.3 días al año por falta de sueño. Se calcula que esto le cuesta 63.200 millones de dólares a la economía del país.

Otro estudio, realizado el año pasado en la Universidad de California en San Francisco, revelo que las personas que duermen menos de 6 horas tienen “cuatro veces más probabilidades de resfriarse cuando se expone al virus”.

Un caso real

La fundadora y jefa del sitio web Huffington Post, Arianne Huffington, ha vivido las consecuencias de la falta de sueño en carne propia. Ella siempre trataba de trabajar con pocas horas de sueño; incluso algunos días solo conseguía dormir 3 ó 4 horas. Hasta que en 2007 se desmayó en su oficina como resultado del agotamiento extremo.

Arianna HuffingtonDesde entonces se ha comprometido a dormir por lo menos 8 horas diarias, transformando su vida diaria y aumentando su productividad.  Además de organizar una campaña para hacer que la gente duerma las horas adecuadas y es autora del libro The Sleep Revolution: Transforming Your Life, One Night at a Time (“La revolución del sueño: transformando tu vida, una noche a la vez”), un éxito de ventas.

Pocas horas de sueño, buena productividad

Sin embargo, hay algunos casos de personas que no necesitan más que unas cuantas horas de sueño para funcionar bien. Un claro ejemplo es Margaret Thatcher, ex-primera ministra británica que sólo necesitaba 4 horas de sueño todos los días.

Margaret ThatcherLa neuróloga Ying-Hui Fu, de la Universidad de California en San Francisco, llego a la conclusión de que esto se debe a un gen muy raro que sólo está presente en una de cada mil personas. Este gen le permite a la persona dormir poco y no sentirse cansado.

La doctora puntualiza que no puede convertirte en una persona que duerme poco. Es por eso que te invitamos a dormir adecuadamente para evitar enfermedades futuras y para aumentar tu productividad en todas tus actividades. ¿Sueles dormir mucho o eres una persona que duerme poco? Déjanos un comentario, queremos ver tu opinión.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR