El doctor Ramón Grimalt es un miembro de Academia Española de Dermatología y Venereología, y ha realizado declaraciones muy particulares. Declara que hemos llegado a un punto absurdo, en que nos desnudamos para después protegernos del sol con cremas.

Él apoya a la ropa como el mejor método para protegernos de los rayos ultravioleta, además de ayudarnos a ahorrar dinero en comprar cremas especiales. Sin embargo, hay un fallo muy grande en su razonamiento y es que no todas las telas protegen de la misma forma.

El nivel de protección de una prenda depende de tres factores: la porosidad, el hilo y el tinte“, declara José Aguilera Arjona que pertenece al Departamento de Medicina y Dermatología de la Universidad de Málaga. Es decir, no protegerá igual un vestido ligero para verano que unos pantalones de mezclilla, ya que la porosidad y el grueso del hilo dejarán pasar menos rayos UV.

Mayor porosidad, mejor protección

Algunas telas fueron puestas debajo del microscopio, demostrando que las diferencias entre el entramado de las telas son muy diferentes. Las camisas de lino ofrecen una protección parecida al de una crema factor 10, ya que su porosidad es parecida al de un colador. Las camisetas de algodón tienen espacios mucho menores otorgándole una protección de factor 40. En las camisetas de Polo, tiene un factor muy superior a las anteriores llegando al factor 200 de protección.

Oscuras, nuevas y secas son mejores

La ropa de colores oscuros protege mejor, dado que la tinta se debe adherir a los hilos que la conforman. Esto disminuye la distancia entre ellos ofreciendo una eficacia foto-protectora superior a la de colores claros.

Aunque una prenda vieja tendrá menor protección que cuando estaba nueva. Esto se debe a que el uso y las lavadas tienden a separar los hilos y por ello disminuir su eficacia. Además, su eficacia se ve afectada si la ropa esta mojada, ya que funciona como un lente haciendo que la luz entre de forma más directa.

Esto sólo sucede con ropa que esta hecha con telas naturales y no sintéticas. Incluso estas últimas son más efectivas sobre todo porque, a pesar de ser transpirables, evita que la luz entre en contacto con tu piel.

Opciones más interesantes

En el mercado hay ropa que incluye protección solar, sobre todo creadas por empresas deportivas. Esta ropa suele contener algún material reflectante que ayuda a proteger tu piel. Al día de hoy se puede encontrar cualquier tipo de prenda en el mercado, para que consideres cambiar todo tu guardarropa.

Pero si esta no te suena como una opción viable, también puedes encontrar jabón para lavar prendas que le dan a tu ropa una característica similar. Su fabricante declara que después de usar este jabón, tu ropa bloqueará el 96% de los rayos UV, equivalente a una crema de factor solar 30.

A pesar de que el sol te pueda parecer muy peligroso, en principio debes vestirte según la ocasión. Es decir, debes cuidarte más de los rayos dañinos si trabajas al aire libre y cuando el sol está en su punto máximo que si solo saldrás al supermercado a realizar las compras.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR