feliz con tu trabajo

Si tu trabajo no te hace feliz, si sólo esperas el momento en que te podrás liberarte de tu empleo, eres de esas personas que trabajan para vivir. No disfrutas tu empleo y si por ti fuera no volverías nunca más.

Aunque si nunca te separas de él, siempre estás al pendiente de las llamadas y mensajes de tu jefe, lamentamos decirte que vives para trabajar. Alargas tus jornadas sólo porque disfrutas de lo que haces, te enorgullece tu talento.

Sin embargo, la mejor forma de relacionar tu vida con el trabajo es encontrando el punto medio entre ambos, vive mientras trabajas, trata de desconectarte un rato para disfrutar de un buen descanso y pasar tiempo de calidad con tus seres queridos, trabaja mientras vives.

Cuando sepas capaz de tomar tu tiempo libre para dedicarlo en un pasatiempo o en algún oficio que te haga realmente feliz, has alcanzado ese punto medio entre la vida y el trabajo. No sólo usas tus vacaciones para descansar, también para desarrollarte en lo que te gusta, como la mecánica o la carpintería, o para disfrutar de tus pasiones, como la lectura o la música.

Pero si aún no logras llegar a ese punto, te daremos una lista con razones para que decidas intentarlo, sin ningún tipo de excusas.

Temes perder tu jubilación. A día de hoy, muchos trabajadores se preocupan más por esto que por su propia felicidad; no temas, mejor prepárate en lo que eres bueno y te gusta.

Ser tu propio jefe. Cada vez son más las personas que deciden tener su propio negocio; si sabes cuál es tu pasión, no te quedes atrás.

No quieres dejar tu trabajo. No debes preocuparte por eso, puedes utilizar unas horas a la semana para hacer esas actividades que te llenan como persona y así no comprometer tu fuente de ingresos.

Si eres bueno, puedes ser mejor. La práctica hace al maestro, así que siempre práctica en lo que eres bueno.

Dejas un tercio de tu tiempo en tu empleo. Así que lo mejor es que te dedique a lo que te guste, antes de que sea demasiado tarde.

La mejor vida es la que tú decidas. Que no te importe lo que digan los demás de ti, la decisión es sólo tuya.

La mejor forma de pasar tu vida es tratando de encontrar tu talento y lo que te haga feliz, sin importar la opinión de los demás. Una vez descubierto, dedícale tiempo suficiente, no lo dejes a medias. Y recuerda, tu trabajo no tiene por qué ser malo, ni quitarte toda tu atención.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR