El vestido de Tarjan es, hasta la fecha, el más antiguo del mundo. En 2015, la Universidad de Oxford realizó una datación por radiocarbono de una muestra de 2.24 miligramos procedente del vestido de lino y ha concluido, con un 95 por ciento de probabilidades, que fue confeccionado entre 3482 y 3102 a.C., es decir, “en la cúspide de la primera dinastía de Egipto o incluso en algún momento del período predinástico Naqada III”, revelan Alice Stevenson y Michael W. Dee en un artículo publicado este mes en Antiquity.

Los investigadores insisten en que se trata de un vestido “con un tejido complejo, esto es, que ha sido cortado, ajustado y adaptado, en oposición a uno de una sola pieza”, como podría ser un quitón o una toga.

Un vestido para una mujer de la élite

Más bien parece una blusa, pero eso es porque no se ha conservado la parte de la falda. El vestido de lino tiene cuello en forma de “V”, mangas largas plisadas y es recto de cintura. “Muestra signos de haber sido llevado en vida. Sin embargo, el contexto en el que fue utilizado no está claro, aunque parece ser que fue un artículo de la élite”, observa el artículo. El vestido se encontraba junto a otras telas de lino en el interior de una tumba saqueada de la primera dinastía en Tarjan, un cementerio egipcio situado a unos cincuenta kilómetros al sur de El Cairo. La tumba fue excavada en 1912 y 1913 por el egiptólogo británico Flinders Petrie y la prenda misma no fue descubierta hasta 1977, “cuando el sucio paquete fue enviado al Victoria and Albert Museum para su conservación”.Actualmente se exhibe en el Museo Petrie de Arqueología Egipcia, que forma parte de la University College de Londres.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR