Los ácaros Demodex, criaturas microscópicas invisibles para el ojo humano, se encuentran de manera permanente en el rostro de cada humano, explica Michelle Trautwein, profesora de Entomología en la Universidad Estatal de Carolina del Norte y miembro de la Academia de Ciencias de California.

Los Demodex son un tipo de ácaro microscópico que suele vivir en los folículos del pelo y que se nutre del cuero cabelludo graso. Los ácaros que, al parecer, son inofensivos, ‘caminan’ sobre nuestras caras por la noche, cuando no hay luz, a una velocidad de alrededor de 10 centímetros por hora.

“Los Demodex, probablemente, han vivido con nosotros durante mucho, mucho tiempo: los primeros humanos que salieron de África probablemente llevaban ya sus ácaros con ellos”, explica la profesora Michelle Trautwein, citada por el sitio web de la radio KQED.

La investigadora recaba numerosas muestras de ácaros que ‘residen’ en nuestras caras para saber más del origen de estos organismos y sobre cómo llegan a nuestras caras. La profesora precisó que para encontrar un Demodex es necesario raspar una muestra de grasa de piel y luego estudiarla a través de pruebas de ADN.

Pese a su gran número, esta especie de ácaros no parece ser la causa de problemas de salud, aunque a veces puedan asociarse a ciertas disfunciones de la piel. Trautwein subraya que aún no está claro cuántos ácaros están presentes en nuestros cuerpos.

“Lo que es una locura es que, en realidad, tenemos ácaros por todo el cuerpo”, recuerda. “Tenemos ácaros que viven en nuestros oídos, que viven en nuestra cara, que viven en nuestras cejas, sobre nuestras pestañas, nuestros genitales, nuestros pezones”, agrega.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR