El bautizado como ‘planeta Nueve’ tendría una masa 10 veces mayor a la de la Tierra y tardaría miles de años en trazar una órbita alrededor del Sol.

Plutón sí, Plutón no. Hace tiempo que el debate sobre su catalogación como planeta del sistema solar quedó zanjado de manera contundente: fue degradado a la categoría de ‘planeta enano’ en 2006. Desde entonces se considera que solo existen ocho planetas orbitando el Sol. Sin embargo, de confirmarse la hipótesis de un equipo de astrónomos del Instituto Tecnológico de California (Caltech), podrían volver a ser nueve los integrantes de nuestro sistema.

Gracias a modelos matemáticos y simulaciones realizadas por ordenador los investigadores Mike Brown y Konstantin Batygin han constatado que, teóricamente, debería existir este nuevo planeta. Sin embargo, no se ha podido observar y encontrar de manera práctica. De hecho son resultados preliminares que deben ser corroborados en el futuro, pero que han levantado un gran revuelo por su importancia histórica. “Por primera vez en 150 años tenemos pruebas sólidas de que el censo planetario del sistema solar está incompleto”, explican los científicos.

Según dichos cálculos, se trataría de un planeta gigante con una masa 5.000 veces mayor a la de Plutón y unas 10 veces más masivo que la Tierra que orbitaría alrededor del Sol 200 veces más lejos que Neptuno. Está tan alejado que, según los datos de los investigadores, el ‘planeta Nueve’ tardaría unos 20.000 años en dar una vuelta completa alrededor de nuestra estrella.

“Solo se han descubierto dos auténticos planetas desde la antigüedad, y este sería el tercero. Aún hay una parte muy considerable del sistema solar que no hemos explorado a fondo, lo cual es emocionante” explican los científicos que han publicado su hallazgo en la revista especializada Astronomical Journal.

Y, evidentemente, continuarán escrutando el espacio en busca de este planeta. “Me encantaría encontrarlo”, asegura el propio Mike Brown, “aunque también sería muy feliz si otros lo detectaran antes. Por eso estamos publicando este trabajo. Esperamos que inspire a otras personas para que empiecen a buscarlo”.

En este vídeo puedes escuchar a los propios investigadores explicando cómo han llevado a cabo su estudio:

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR