Los paraísos fiscales, son la clave para poder evadir al fisco en nuestra economía actual. Hoy en día se han colocado en boca de todos, debido a los bochornos de Panamá Papers, aunque sus raíces podemos remontarlas a la antigüedad.

En su libro llamado Relato de los paraísos fiscales: bandidos, chiflados y estafadores, Charles Adams dice que estos lugares no son nada nuevo.

Algunos historiadores han mencionado la existencia de Islas que se encontraban aisladas y eran especie de paraísos, remontando a la Grecia antigua.

Sin embargo, en la isla de Delos, situada en el Mar Egeo, se estableció por los romanos el paraíso más inédito, durante el Siglo II a.C.

Adams explica que estos lugares cumplieron un rol muy importante en la estabilidad y crecimiento del imperio romano, “pues este gobierno premiaba la fidelidad de otras ciudades liberando los impuestos de sus puertos”, en cambio que el tributo era un castigo para los opositores de Roma.

Fenómeno Actual

El término de paraíso fiscal empezó a acuñarse durante la década del 50, aunque se desconoce cómo y por qué se fijó. Sin embargo, sus bases surgieron durante el siglo XIX.

Ronen Palan explica en su libro llamado “Historias de los paraísos fiscales”, que los primeros territorios fiscales no eran naciones, sino los estados norteamericanos de Delaware y New Jersey. A finales del siglo XIX, ambos adoptaron la política de “fácil incorporación”, utilizada actualmente por estos paraísos. Esta política concibe que alguien “compre una compañía prefabricada e inicie a comerciar en menos de un día”, es decir, que la empresa ya estructurada, solo requiere colocar el nombre de los propietarios.

El secreto, por supuesto, no ha sido completamente revelado: Panamá es sólo la punta de un iceberg.
El secreto, por supuesto, no ha sido completamente revelado: Panamá es sólo la punta de un iceberg.

De regreso a Europa

Este modelo tuvo tanto éxito que fue llevado a inicios del siglo pasado a Europa. Tanto Zug, como Zúrich copiaron este plan, formando un triángulo en los años 20. Los británicos crearon otro concepto de paraísos fiscales denominado residencia virtual de una compañía. “Hay que darle crédito a los tribunales ingleses por crear estas técnicas, las que permiten la incorporación de empresas en el Reino Unido sin abonar impuestos, un desarrollo el cual se cree la pieza fundamental de estos paraísos”. La pieza final de estos terrenos hoy en día, es la ley suiza de 1934, la cual implemento el secreto bancario.

Con el fin de evadir la depresión del año 29, los legisladores suizos debatieron sobre un cambio de ley para salvaguardar su sistema bancario. Esta nueva ley fortaleció el secreto bancario, avalando “silencio absoluto, respetando el secreto del profesional”

Actualmente, estos terrenos forman una gran parte en la economía mundial, ya que según publica Bloomberg en su artículo, más de un tercio de las personas más millonarias del planeta manejan sus fortunas a través de estos paraísos. Esto genera una gran controversia a nivel mundial, ya que la gente pobre y de clase media deben abonar sus impuestos, mientras que la gente de clase alta escapa a estos pagos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR