En la actualidad, los niños prefieren usar su tiempo libre para jugar con su tableta o cualquier otro dispositivo digital que usarlo para leer un libro. Cada vez es más difícil que un niño lea, pero según Daniel T. Willigham, creador del libro Educando niños lectores, hay algunos trucos para hacer que los niños se interesen en la lectura.

Lectura en voz alta

Leer en voz alta junto a tus hijos ayuda a que entiendan la sintaxis de algunas palabras complicadas y amplíen su vocabulario

Contar cuentos

No solo sirve para estimular la imaginación de los pequeños, también los hace interesarse por las historias contadas y acabarán leyendo todo un libro para saber el final.

Dejar los libros por toda la casa

Aunque suene a desorden, si dejas libros por toda la casa en algún momento los tomarán y empezarán a leerlos

Servir de ejemplo

Muchas veces los niños imitan lo que ven de sus padres, en este caso eso puede servir para que lean por imitación.

Incentivar con premios

No hay que obligar a los niños a leer porque de esta forma odiarán hacerlo incluso cuando sean grandes, en cambio, hay que incentivarlos con premios si leen un determinado tiempo.

No interrumpir la lectura en voz alta

Cuando un pequeño esta leyendo en voz alta no hay que interrumpirlo, incluso si comete un error, al hacerlo estarás cortando sus ganas de leer.

Limitar el tiempo de otras actividades

Si tus pequeños suelen ver la TV o jugar videojuegos limita el tiempo de estas actividades.

Déjalos inventar sus historias

Deja que los niños lean los libros como gusten, inventando sus propias historias y que tomen gusto por los personajes

Con estos puntos podrás hacer que tus hijos lean por gusto y decisión propia, si tienes alguna otra recomendación cuéntanos en los comentarios.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR