Si hablamos del inicio del satanismo, podríamos decir que comenzó casi al mismo tiempo que la religión cristiana. Quizá no se haya creado desde hace tanto, sin embargo, la adoración a Satanás se ha dividido en varias vertientes desde hace siglos, es por eso que te mostraremos algunas de las más comunes; tal vez tu estés más cerca del satanismo de lo que crees.

Culto de Cthulhu

Un culto proveniente del escritor H.P. Lovecraft pero creado por Clark A. Smith, el cual lo llamó el “círculo Lovecraft”. Este culto está fundamentado en varios mitos acerca de Seres Antiguos que vivían antes que el homo sapiens. Algunos de los dioses menores encadenados crearon el universo con su sangre y cuando algunos de ellos lograron liberarse ahuyentaron a los Antiguos.

Para ellos Cthulhu es visto como Lucifer, ya que busca despertar la conciencia de la humanidad a través del conocimiento verdadero y liberarlos de su esclavitud para llevarlos a la realidad. En esta secta el auto-empoderamiento es la ley más importante.

Luciferismo

Parte de la rama del Satanismo tradicional, en donde se adora a Satanás como un dios. Es este grupo en particular, Lucifer es considerado como la figura de la sabiduría oculta. Sin embargo, algunos de los miembros asocian esta religión con la figura del dios romano con el mismo nombre, el cual es el portador de la luz.

Los que pertenecen al Luciferismo están guiados por los 11 Puntos Luciferinos de Poder que dictan la relación entre Lucifer y valores como la determinación y la conciencia libre, por eso es más considerado como una filosofía de vida que una religión.

Iglesia de Satán

Creada por Anton LaVey en 1966, toma la figura de Satanás para representar a lo humano y la inteligencia. LaVey dice que la iglesia deformó la imagen de Satanás haciéndolo parecer malo por haberse revelado contra Dios. Así que trata de hacer que las personas piensen por si mismas pero con valores como la indulgencia, la justicia y el orgullo.

Demonolatría

Tal como lo dice su nombre, es el culto a los demonios. Antiguamente se relacionaba el culto con la definición cristiana, es decir, la versión mala. Sin embargo, realmente adoran a los demon, los cuales son espíritus que no son necesariamente malos.

Cada grupo difiere en creencias y prácticas, por lo que no todos se pueden considerar como satanistas.

La Iglesia de Azazel

Una de las ramas más importantes del Satanismo politeísta, es decir, creen en muchos dioses o demonios. En este culto se acepta a todos los tipos de satanistas y ocultistas. Aunque más estrictamente se centran en el surgimiento de los dioses del Occidente moderno, entre los que se encuentran Satanás, Azazel, Lilith, Prometeo, Ishtar, Pan y Lucifer de Sofía.

En realidad, en esta iglesia no adoran a los dioses como la forma tradicional. Lo que ellos hacen es mostrar respeto a dioses que representan valores importantes para la humanidad, como por ejemplo Prometeo que representa el conocimiento, la comprensión y el sacrificio o el mismo Satanás, que representa el pensamiento libre y cuestionador.

Existen muchas otras iglesias Satánicas importantes, aunque en realidad son sólo variaciones muy parecidas a las que mencionamos. El punto importante aquí es que el Satanismo siempre ha tenido una mala imagen (gente que sacrifica animales o a otras personas) cuando la realidad es muy diferente.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR