Hace muchos años, no existían medicamentos contra las enfermedades o contra el dolor, puesto que en ese momento las curaciones provenían de plantas medicinales. Estos remedios, eran elaborados a base de hierbas por los doctores del pueblo y comprendían desde remedios para la hemorroides, hasta simples remedios para la tos.

En la actualidad, existen muchas personas que continúan utilizando estos preparados, ya que consideran que es lo más seguro, puesto que provienen de elementos orgánicos y naturales. Las recetas se han transmitido a través de las generaciones y han logrado demostrar su eficacia con el paso de los años.

Estos recursos son utilizados para:

  • Acné y alergias
  • Asma
  • Diabetes
  • Dolores musculares
  • Estreñimiento
  • Síndrome menstrual
  • Trastornos de hígado y riñón
  • Resfríos
  • Quemaduras de sol
  • Caspa
  • Pie de atleta
  • Hinchazón
  • Picadura de insectos, entre otros.

Remedios efectivos

Muchos de los extractos y aceites de las sustancias naturales y orgánicas suelen poseer propiedades que purgan nuestro organismo de elementos tóxicos que se han logrado acumular con el paso de los años, entre las que se incluyen:

  • Ayudan a cicatrizar las heridas
  • Eliminan las toxinas de la sangre
  • Fortalecen el sistema inmunológico
  • Restauran y reparan los tejidos y células
  • Promueven una buena circulación sanguínea.

Además de contar con propiedades anti-inflamatorias y curativas, muchas plantas, son muy famosas por sus bajos costos, en comparación con los medicamentos elaborados.

Remedios Caseros

Dentro de los remedios caseros, encontramos una gran variedad (remedios hemorroides, para la fiebre, la tos, etc.), los cuales son elaborados con productos naturales carentes de efectos secundarios tanto para el paciente como para el medio ambiente. Son muy sencillos de preparar y lo puedes hacer desde la comodidad de tu hogar.

La fiebre, los resfríos, los dolores de estómago y de cabeza, pueden aliviarse, tan sólo bebiendo una taza de té de corteza de sauce, el cual funciona como una aspirina orgánica. Un claro ejemplo de estos remedios, es el caldo de pollo, el cual se elabora de forma muy sencilla y ayuda a aliviar cualquier infección respiratoria.

Elaboración de los remedios naturales

Para preparar remedios desde nuestro hogar, es muy importante conocerlos para optimizar los resultados.

  • La infusión es un proceso, en el cual se extraen los ingredientes de las hojas, flores o tallos de determinadas plantas. Debes sumergir las hierbas en agua (previamente hervida), durante 15 minutos, luego cuélalas y úsalas como té.
  • En lo posible, realiza la cocción en cortezas, madera, semillas o tallos, los cuales son más duros que las hojas, flores y tallos. Para eso aplaste o corte esas partes y hiérvalas en una olla con agua (tapada). Cocine durante ¼ de hora a fuego lento. Luego cuele y bébalo.
  • Los tintes, hacen alusión a una gran concentración de alcohol y hierbas. Ubique estás últimas (picadas), en un recipiente tapado, añada vodka (una relación 1/5), reposar durante 14 días sobre un lugar cálido (mezclando el preparado, 2 veces al día). En lo posible use un frasco oscuro de vidrio.
  • Las compresas sobre la herida permiten que esta absorba los ingredientes activos de las hierbas.

Las hierbas curativas suelen ser muy efectivas, en especial en emergencias, cuando no se puede acudir de inmediato al médico.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR