Las historias de lucha, valor y fortaleza como la que presentamos a continuación se ven pocas veces en la vida. Gabi Shull es una chica que al cumplir nueve años recibió una de las peores noticias que alguien podría recibir: tenía cáncer en su pierna derecha y debía ser amputada para salvar su vida.

En ese momento perdió una pierna, pero con ella no se fueron sus sueños de ser una gran bailarina de ballet. Gabi fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas y logró extender un poco más la dimensión de su pierna perdida, lo que le ayudó a poder llevar una prótesis con bastante flexibilidad  la cual se convirtió en su gran aliada.

Desde ese momento y hasta hoy, con 14 años de edad, Gabi ha podido crecer en técnicas de ballet y su sueño de ser una profesional de éste arte se acerca cada vez más.

Al verla en acción llegamos a olvidar que posee una prótesis y nos da un ejemplo de que cuando las cosas se quieren lograr no hay nada que nos detenga.

Una joven que luchó para aprender a caminar nuevamente y a dedicarse al baile de manera profesional nos da a todos una lección de que no hay obstáculos para alcanzar nuestros sueños y que por más duro que sea el camino, siempre vale la pena seguir avanzando.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR