Imagina por un momento; Estas todo el día en tu casa, durmiendo, comiendo, viendo televisión o simplemente haciendo nada. Sin preocupaciones. Y por estar haciendo nada, tus ingresos van creciendo cada vez más. ¿No sería maravilloso?

Esto es para muchos un sueño ideal.

Pero la realidad es otra, si no trabajas no tienes dinero. Aún así, existen alternativas para ganar dinero sin necesidad de estar todo el día en una oficina o hacer tareas tediosa que llegan a cansar.

Esto es lo que conocemos como “ingresos pasivos”. Un método para ganar dinero sin necesidad de laborar con constancia y de forma rutinaria sino que solo con dedicarle unos pocos minutos al día o chequear un par de veces a la semana, ya nos genera ingresos.

No tomemos los ingresos pasivos como algo fácil y sin esfuerzo que nos hará millonarios sin hacer nada. Como todo lo que realmente da resultados, debes dedicarle tiempo y esfuerzo, al menos al principio, y luego mantener una constante observación de los avances.

Generalmente se trata de una inversión monetaria por adelantando que dará grandes resultados con el tiempo. Recuerda que invertir no es perder, sino dar para recibir con creces.

Una vez ya entendimos el concepto de ingresos pasivos, a continuación te mostraremos algunos ejemplos para ilustrar como puedes poner a trabajar el dinero para ti, mientras tu usas el tiempo para descansar o dedicarlo a lo que quieras:

  • Inmuebles: Rentar un apartamento o alquilar un espacio para cualquier fin es una de las mejores maneras de tener un ingreso pasivo muy efectivo. El mayor esfuerzo será conseguir el dinero para comprar algo que sea de tu propiedad, después lo puedes poner en arriendo y de esta manera recuperar lo que invertiste, multiplicado muchas veces.
  • Usar tu talento: ¿Te gusta la fotografía y el arte? Compra una buena cámara y ofrece tus servicios como fotógrafo para bodas u otros eventos. ¿Eres bueno para las matemáticas y para lo académico? Comienza a dar clases como tutor privado cobrando por hora. En poco tiempo tendrás muchos alumnos y tus ingresos aumentarán. Piensa en que eres bueno y busca de utilizar ese talento para ganar dinero, así demuestra que hacer lo que te gusta también genera dinero.
  • Acciones: Si tienes cierta cantidad de dinero y deseas multiplicarlo, invierte en algún proyecto de una buena empresa. Debes estar consciente que el invertir en una bolsa de valores implica confianza en la empresa, saber que si bien puedes ganar mucho dinero, pero también puedes perder. Con una buena asesoría e invirtiendo en planes bien diseñados, tu dinero se multiplicará en poco tiempo.
  • Negocios propios: Comenzar con un pequeño negocio independiente donde ofrezcas servicio de calidad es una muy buena opción. Con el tiempo puedes tener tus propios empleados, así como buenos ingresos para seguir invirtiendo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR