Los hombres con exceso de peso suelen tener niveles bajos de testosterona, la hormona masculina responsable de importantes funciones del cuerpo, como mantener la fuerza muscular y la densidad de los huesos. Un nuevo estudio ha detectado que perder kilos o libras de más también puede ayudar al hombre a elevar su nivel de testosterona.

Se le conoce como la hormona masculina, la producen los hombres en los testículos y los ayuda a mantener la masa muscular y la fuerza de sus músculos, así como la densidad de sus huesos. También ayuda con la distribución de la grasa en ciertos sitios, estimula la producción de los glóbulos rojos y de los espermatozoides y aumenta el deseo sexual. Por supuesto, estamos hablando de la testosterona.

Cuando los niveles de la testosterona están bajos, pueden estar relacionados con distintos problemas de salud, como la obesidad, la diabetes y la presión alta. Incluso, con el paso del tiempo, la cantidad de esta hormona tiende a disminuir y puede generar lo que algunos llamanandropausia, una condición que equiparan con la menopausia masculina (aunque hay estudios que aseguran que si llevas un estilo de vida saludable, esto no tiene porqué ocurrir y puedes demorarlo en el tiempo).

Independientemente de la edad, los hombres con exceso de peso suelen tener niveles bajos de testosterona. ¿Es posible volver a recuperarlos bajando de peso? Esa fue una de las preguntas que parece haber motivado una investigación que fue presentada en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología.

Según ese estudio, que fue desarrollado por investigadores del Hospital Universitario de St. Vincent, en Dublin, Irlanda, la respuesta a tal interrogante parece ser afirmativa.

Luego de evaluar a 900 hombres irlandeses de mediana edad, que tenían sobrepeso y pre-diabetes (una condición en la cual las personas tiene un nivel elevado de glucosa en la sangre, pero no tanto como para ser considerado diabetes), los científicos detectaron que los hombres con sobrepeso que tienen niveles bajos de testosterona pueden aumentarlos si pierden algunos kilos (libras) de más.

Los investigadores dividieron a los participantes en tres grupos. Uno de ellos debió seguir una dieta baja en grasas y calorías, con una rutina de al menos 150 minutos de ejercicios semanales. El segundo grupo tuvo que tomar metformina, un medicamento usado para combatir la diabetes de tipo 2, y el último grupo tomo una píldora placebo.

Luego de un año, al analizar la evolución en la salud en cada grupo, los investigadores detectaron que el nivel bajo de la testosterona entre los hombres del primer grupo se había elevado en casi la mitad de los participantes. Además, en promedio, los hombres de este grupo perdieron alrededor de 8 kilogramos (17 libras).

Por el contrario, en los participantes de los otros dos grupos (el de los que tomó el medicamento contra la diabetes y el de los que usaron la píldora placebo), los niveles de testosterona no mejoraron.

Estos resultados sugieren la importancia de que los médicos estimulen a sus pacientes con exceso de peso y niveles bajos de esta hormona a combatir la obesidad, algo que, al mismo tiempo, también los ayudará a controlar la diabetes, entre otras posibles complicaciones de salud asociadas al sobrepeso.

Si bien este estudio es preliminar y hay que esperar a que se publique en una publicación profesional especializada, (además de que se necesitan más investigaciones para comprender mejor este tema), está probado que una dieta saludable acompañada de una rutina de ejercicios puede mejorar tu condición de salud en general y tu calidad de vida.

¡Anímate a introducir cambios en tu estilo de vida que te ayuden a mantener tu fortaleza y tu virilidad!

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR