Todas las personas son susceptibles a engañar a su pareja, a pesar de ser mal visto por la sociedad. Sin embargo, entre los hombres y las mujeres hay diferencias a la hora de definir lo que es un engaño. En los hombres es más común definir el engaño como un acto físico que cómo algo emocional y las mujeres tienen por igual los actos emocionales que los físicos, o al menos eso demostró un estudio.

Relaciones emocionales

El estudio, publicado en Academy of Sex Research, contó con 354 estudiantes universitarios estadounidenses, a los cuales, se les preguntó acerca de diversas situaciones en que se involucraban tanto actos emocionales como físicos.

Los resultados arrojaron que el 65% de las mujeres creía que un acto emocional era el peor engaño, mientras que los hombres en un 46% consideraba peor una situación igual. En las relaciones homosexuales era casi nula la preocupación porque su pareja pudiera traicionarlos.

El sexo

En cuanto al engaño sexual, los hombres son los que consideran esto un engaño mayor y las mujeres tienen una concepción similar entre lo emocional y lo físico. Aunque al hablar de besos, ni hombres ni mujeres lo consideran un engaño y mucho menos si es en las primeras semanas de la relación. Aunque si hay mayor preocupación si se trata de alguna ex-pareja, así no haya sexo de por medio.

En la red

Al preguntarle a las personas sobre el sexting o mensajes con intención erótica, ocurrió algo muy interesante, ya que en este estudio los hombres y las mujeres lo consideraban como un engaño sólo en el 34% y 49% respectivamente.

Aunque otro estudio, publicado en ‘YouGov’ junto con ‘The Huffington Post’, mostraba que los porcentajes aumentaban significativamente: un 74% en los hombres y un 85% al hablar de las mujeres. La pornografía es más aceptada en las relaciones y, por ende, no se consideran como un engaño.

Tanto sexólogos como terapeutas desconocen las razones concretas del porque se suscita el engaño, aunque recomiendan dejar en claro los límites en las relaciones desde el inicio. Advierten que si al comenzar la relación estas pautas no están dadas será más difícil aclararlas con el paso del tiempo y esto desembocará en el fin de la relación.

Otro punto importante es la comunicación, la mayoría de los divorcios y rompimientos se podrían evitar si la pareja comenzara a platicar sobre lo que sienten. Si tú notas algo extraño con tu pareja, tomate un tiempo para hablar y así evitar el rompimiento o que se caiga en el engaño.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR