No es de extrañar que Apple se encuentre como la empresa fabricadora del posible producto más rentable de la historia: El iPhone. Pero he aquí la duda, ¿sí es el iPhone el producto más rentable?

Recordemos que un “producto rentable” trata sobre el margen de beneficio que se obtiene a partir de la venta de cada unidad. Con esto podríamos decir que el iPhone no es el producto más rentable de todos entonces.

Examinemos un poco la rentabilidad del iPhone

El año pasado, la venta de iPhones correspondía US$155.000 millones, hasta este punto y el cual representaba dos tercios de los ingresos de Apple que rodeaban los US$230.000 millones.

Para poder determinar el margen de ganancias se necesita conocer el presupuesto para la producción y venta, lo cual no se revela por pertenecer a información privacidad de Apple.

Pero hay una cifra que sí conocemos, la ganancia total de Apple en el 2015 fue de US$53.000 millones por la venta de todos sus productos. Existe la posibilidad de que el iPhone represente dos tercios de las ventas, lo que daría una cita probablemente baja con la realidad.

Está la opción de que sea el responsable de todas las ganancias, pero Apple tiene reputación por ser todos sus productos de la mejor calidad y el favorito de miles de personas. Así que tampoco es una idea tan realista.

Finalmente, está la posibilidad de que las ventas del iPhone correspondan a la mitad de las ganancias. Calculando el margen de ganancias bajo este contexto podríamos decir que Apple gana US44.000 millones gracias al iPhone, recordemos que estas cifras no son oficiales, son aproximaciones que usamos para encontrar la rentabilidad del iPhone.

Ahora respondamos, ¿es iPhone el producto más rentable? Probablemente no. El margen de beneficio obtenido por la venta de cada unidad no debe ser tan alto, por lo que está claro que iPhone no es el producto más rentable de todos.

Este título seguro lo tendrá algún producto digital, como un servidor de descarga de canciones o una revista online. En estos casos, el costo de producción son mínimos y el margen de beneficios es enorme.

Analicemos un poco otros productos e intentemos encontrar la competencia de iPhone en  la actualidad.

Coca-Cola, por ejemplo, asegura vende 1.900 millones de bebidas al día. Mucho más que todos los iPhone vendidos en la historia. Sin embargo una Coca-Cola es mucho más económica que un iPhone. Así que aún así no es competencia.

Otro gigante de la industria informática es Microsoft, quien recibió US$55.000 Millones en pagos de licencias, la mayor parte de Windows y Office, entre otros productos como los teléfonos Nokia, hardware Surface y Xbox.

Así que por los momentos, iPhone sigue siendo el rey.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR