La reducción de la jornada laboral parece ser la clave del aumento de la productividad en varias empresas. Por lo menos, así lo demuestra el caso de Suecia, donde cada vez más empleadores introducen la jornada laboral de seis horas en un intento de hacer a sus trabajadores más felices.

El objetivo de esta medida es motivar a los empleados a hacer más trabajo en un período más corto de tiempo, distraerse menos durante las horas laborales y garantizar que tengan energía para disfrutar de su vida privada.

Los centros de Toyota en Gotemburgo, la segunda ciudad más grande de Suecia, hicieron ese cambio hace 13 años. Como resultado, la compañía informa que su personal está más feliz y además asegura que se incrementó la tasa de los ingresos.

Filimundus, desarrollador de aplicaciones sueco, introdujo la jornada de seis horas el año pasado. “La jornada de trabajo de ocho horas no es tan eficaz como uno podría pensar. Mantener la concentración en una tarea de trabajo específica durante ocho horas es un enorme desafío. Para alcanzarlo, mezclamos las cosas y hacemos pausas para que el día de trabajo sea más soportable. Al mismo tiempo, tenemos dificultades para arreglar nuestra vida privada fuera del trabajo”, dijo Linus Feldt, director de la compañía, a la revista ‘Fast Company’.

Según Feldt, su personal está más motivado para trabajar con más intensidad mientras está en la oficina, y también puede tener la energía suficiente para seguir con su vida privada cuando sale de trabajo, algo que puede ser difícil con jornadas de ocho horas.

En agosto, las autoridades de la ciudad sueca de Gotemburgo lanzaron un experimento laboral revolucionario que consiste en la reducción de la jornada de trabajo de todos los funcionarios de ocho hasta seis horas con el objetivo de aumentar su productividad y ahorrarle gastos al Estado. Varios trabajadores ya están observando los resultados positivos de esta iniciativa.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR