Un conjunto de investigadores han establecido once parámetros para obtener un deceso aceptable. Científicos de Estados Unidos han publicado en la famosa revista American Journal of Geriatric Psychiatry, un artículo en los que han establecido una cantidad de parámetros, la cual han denominado “buena muerte” dentro de los seres humanos,

La agencia de noticias Lenta.ru, ha informado esta novedad. En dicho estudio, se han considerado las opiniones de tres grandes grupos específicos, los cuales poseen una relación directa con la muerte: los que padecen una enfermedad, sus familias y los representantes de los seguros sociales. Según el autor de esta publicación llamado Dilip Jeste, es la primera vez que se consideran las opiniones de estos tres grandes conjuntos asociados con el deceso.

En total fueron once los parámetros que se tuvieron en cuenta en este proceso evaluativo de investigación. Los mismos que se consideraron fueron:

  • La capacidad para establecer las condiciones de muerte
  • Conseguir un fallecimiento tranquilo y sin dolor
  • Los factores e injerencias religiosas
  • La espiritualidad
  • El control y la estabilidad emotiva
  • La sensación de haber realizado la misión en la Tierra
  • El tratamiento médico y paliativo
  • Su personalidad y orgullo
  • La participación presencial de los amigos y familiares.
  • Su calidad de vida
  • La relación con personal del hospital, Doctores y enfermeros

De todos estos, 3 fueron escogidos como los más relevantes por estos tres conjuntos de estudios, los cuales coincidieron en la gran importancia de: tener un deceso indoloro, contar con un óptimo equilibrio emocional y poseer la imperiosa capacidad de establecer los factores de la muerte. Sin embargo existen muchas discrepancias en los parámetros restantes, por ejemplo, los factores religiosos y espirituales son más relevantes para los enfermos que para sus familiares o amigos, pues para estos últimos tanto la misión de vida como el orgullo prevalecen, mientras que en los doctores la opinión al respecto, se encuentra dividida.

Los investigadores indicaron que se debe brindar más importancia a la opinión del paciente, ya que son ellos quienes conocen sus sentimientos y necesidades en los últimos días de su agonizante vida.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR