La pérdida de cabello, calvicie o alopecia no es un padecimiento que aqueje sólo a los hombres, también está presente en algunas mujeres aunque en menor medida; es más común verlo en los caballeros, y últimamente es cada vez más baja la edad en la que comienza a aparecer, es decir ya es cotidiano ver a jóvenes de 30 años o menos con una calvicie bastante pronunciada; pero descuida, que la calvicie no te haga perder la cabeza.

Este problema afecta y acompleja a los caballeros especialmente cuando están en la etapa de la búsqueda de pareja, haciéndolos sentir inseguros… PERO entre gustos y colores… a las mujeres les atraen distintas cualidades, por ejemplo a muchas les gustan bajitos, a otras los altos, algunas prefieren a los gorditos y no los flacos, hay quienes les gusta de pelo largo, corto, rulo, negro, rubio…Y HAY MUCHAS QUE LOS PREFIEREN CALVOS, así que quizás le estas echando mucha cabeza al asunto sin razón.

Aun así puedes que sientas que la calvicie te afecta y te desagrada y por eso busques alternativas para disimularlo o para mitigarlo o contrarrestarlo. Algunos buscan alternativas superficiales como cambiar un corte de cabello, utilizar accesorios como gorras, o deciden aplicarse tratamientos pocos invasivos como cremas, gotas, tónicos, shampoo etc… otros más arriesgados se deciden por tratamientos más complejos que involucran cirugía.

¿Qué incrementa la aparición de la calvicie?

Los factores que contribuyen a la pérdida temprana del cabello tienen que ver con factores hereditarios principalmente, problemas hormonales, déficit de nutrición, efectos secundarios de medicamentos o infecciones en el cuero cabelludo.

 ¿Cuáles son las opciones?

Puedes probar varias alternativas unas menos invasivas que otras, por supuesto después de consultar con el dermatólogo y de haber descartado patologías complejas. Puedes probar con tratamientos sencillos con tónicos para masajear el cuero cabelludo, un tónico que contiene Minoxidil, la marca comercial es Rogaine. También puedes probar con la toma de pastillas, por supuesto estas pastillas requieren receta médica y están hecha de Finasteride. Cabe destacar que este producto es altamente nocivo para las mujeres embarazadas, incluso al tacto.

Este tipo de tratamientos tópicos y de pastillas mantienen su efecto mientras se estén utilizando, y la calidad del cabello nuevo puede no ser la misma del cabello natural.

Existen otras opciones más radicales y arriesgadas como la cirugía de trasplante de cabello; esta se realiza mediante micro injertos de cabello tomado generalmente de la parte trasera de la cabeza, se prepara y se reinjerta pelo por pelo en la zona afectada. Por supuesto esta opción es bastante delicada, es costoso, lo debe realizar un experto dermatólogo cirujano; y los efectos secundarios y de recuperación deben considerarse antes de realizar el procedimiento.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR