La capa de ozono es un escudo protector que mantiene los rayos ultravioleta (UV) del sol lejos de la tierra, o por lo menos ayuda a prevenir los efectos dañinos de estos rayos en la población y animales. Esta, puede ser considerada como un cinturón natural, que abarca todo el planeta tierra, y que está situado de entre 15 y 30 kilómetros sobre el nivel de nuestro planeta.

Los rayos ultravioletas B que el sol emite pueden causar cáncer de piel, daños en los ojos de las persona y animales, entre otra infinidad de problemas, como el derretimiento de los glaciares, provocando la subida del nivel del mar y las sequias, que pueden derivar problemas de hambruna, entre otros problemas. Es por esta razón, que la capa de ozono es considerada como la mayor protección que tiene la tierra contra los efectos dañinos del sol.

A pesar que la capa de ozono es un escudo protector que salva vidas, el mismo está siendo destruido por los gases invernaderos emitidos por las industrias de todo el mundo. Los productos químicos con compuestos a base de cloro y bromo, muchas veces emiten gases que generan daños en la capa de ozono; daños que pueden generar que la misma se vaya desintegrando con el paso del tiempo.

El clorofluorocarbono, es una de las sustancias químicas que más daño le hacen al medio ambiente, una sustancia que se puede encontrar en los spray desarrollados en su mayoría  por países industrializados. Se calcula que este químico altamente contaminante se crea en un 90 por ciento, en naciones industrializadas, con fábricas que no respetan el medio ambiente.

Líderes mundiales y organizaciones internacionales están luchando para evitar los altos niveles de contaminación, por lo que se han creado campañas para disminuir la masiva expulsión de gases tóxicos. Aunque esto ha traído efectos positivos, los científicos hacen referencia en que deben pasar varios años, para que la capa de ozono se pueda recuperar por completo o por lo menos llegar a ser lo que era hace 50 años.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTENATIONAL GEOGRAPHIC
COMPARTIR